El esperado reencuentro

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Reunión de padres y abuelos con hijos, nietos y bisnietos.

Besos, lágrimas, emociones al tope y más lágrimas de felicidad vivieron 200 familias en Waukegan que volvieron a abrazar a sus seres queridos que no veían en décadas.

POR EDUARDO ALEGRIA Y NORMA VILCATOMA

Nuevamente la Asociación de Migrantes Morelenses en Chicago «Tierra Y Libertad» lo hizo posible. Su programa “Alas de Plata” (antes se llamaba Corazón de Plata) ha permitido que 200 familias de Waukegan y otras 50 de Ohio que no veían a sus padres y madres desde que salieron de México, puedan volverse a fundirse en un abrazo.

         

“Es un sueño lo que estoy viviendo, pensé que me iba a morir sin ver a mi hija”, dijo con las lágrimas en sus ojos la señora Natividad Rosales Alvarez, quien a sus 91 años agradecía a Dios tanta alegría. Minutos antes de reunirse con sus hija, nietos y bisnietos confesó a NUEVA SEMANA Newspaper que “me parece mentira que vaya a abrazar a mis bisnietos y nietos que no conozco. Ya no voy a avanzar a verlos de repente”, decía incrédula quizás pensando que seguía en México. Cuando le recordaron que ya estaba en “La tierra prometida”, dijo con alegría: “hay verdad, bueno, pues aquí los esperaré. Gracias a ustedes que me ayudaron, son unas personas tan buenas… hace 18 años que no veo a mi hija”.

Cuando se reencontró con su familia de Waukegan, todo era llanto y alegría este miércoles 4 de septiembre a eso de las 2 de la tarde en el local ubicado en 351 Oakwood Av. Waukegan. IL. 60085.

Similares momentos vivió Paulina Manuel Isabel quien vino desde Xochimilco del estado de México para ver a su hijo a quien no abraza desde hace 18 años. Antes del reencuentro dijo a NUEVA SEMANA que estaba muy nerviosa. “No veo a mi hijo tanto tiempo y estoy muy nerviosa pues no se cómo voy a reaccionar cuando lo vea”, dijo. Pero cuando eso ocurrió todo fue alegría y los nervios se acabaron.

 

Como le ocurrió a la señora Reina, que con los nervios no pudo decirnos ni su apellido. “No sabe lo que significa para mí volver a ver a mi hijo Víctor después de 20 años. Estoy muy emocionada de verlo y a mis nietos y bisnietos”, dijo.

Cuando finalmente se reencontró con su hijo, ya todo fue alegría y felicidad por tan larga espera.

 

Bendito programa   

“No hay palabras para agradecer esta oportunidad de volver a ver a nuestros padres y madres. Esto no tiene precio. Es una felicidad indescriptible y ha sido posible gracias a este bendito programa de la organización ‘Tierra y Libertad’, ojalá siga brindando esta increíble alegría a más personas en el futuro”, dijo un familiar que dijo llamarse Alberto y al que no pudimos saber su apellido por lo emocionado que estaba.

La ceremonia de reencuentro comenzó con un reconocimiento a la familia de la señora Elvira de Jesús Sánchez quien lamentablemente no pudo recibir su visa, pues falleció antes. Se brindó un minuto de aplausos como homenaje a esta mujer que ya no pudo volver a reunirse con sus hijos.

El programa es impulsado por el presidente de la Asociación de Migrantes Tierra y Libertad, Raúl Álvarez, que comenzó a ayudar a su comunidad hace 13 años cuando inició como parte de un grupo de amigos denominado Semilla de Esperanza.

Álvarez señaló que a la fecha llevan aprobadas más de mil visas de adultos mayores, quedando 500 más en puerta y se espera que durante los próximos meses lleguen a los Estados Unidos los adultos mayores que reciban su visa, a fin de poder reunirse con sus familiares que desde hace años no ven.

La felicidad que le ofrece a estas familias y muchas otras ya beneficiadas es mucha y por ello ha recibido reconocimientos de la comunidad. Álvarez dijo que lo hace con mucho amor porque su propósito es reunificar a los migrantes con sus familias ya que debido a su condición migratoria les resulta imposible viajar a México para ver a sus padres, abuelos, hermanos, tíos etc.

Su organización se encarga de realizar el trámite de visas americanas y debido a su éxito ha ido creciendo gracias al apoyo de los voluntarios y a los participantes de los programas, tras señalar que actualmente se cuenta con representantes de la organización en Atlanta, Cincinnati y New York, en donde durante las próximas semanas recibirán a grupos de adultos mayores para reunirlos con sus familias.

Álvarez agradeció a los voluntarios que se han sumado a la causa y al licenciado Adán Guerrero, representante de la organización en México quien se encargó de los tramites de gestión de Visas americanas.

 

Cómo participar

Para quienes tienen interés de reunirse con sus padres y madres, llamar a la Asociación de Migrantes Tierra y Libertad al (224) 795-0937 y al (224) 795-0783.

 

 

editor

Leave a Replay

About Me

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us