Perdieron partidarios del “Opt out”

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Palatine permitirá venta de marihuana recreativa pese a oposición.

El lunes salieron vencedores por 4 a 3 los partidarios del “Opt in” (sí a permitir la venta de marihuana) tras un acalorado debate.

 

En una acalorada sesión y con la presencia de unas 150 personas a favor y en contra vistiendo camisetas con las leyendas “Opt in” (en verde) y “opto ut” (en blanco), el concilio de la Villa de Palatine votaron el lunes por la noche para permitir que los minoristas de marihuana operen en esa ciudad.

Es decir, el uso recreativo de marihuana por parte de los mayores de 21 años que se legaliza en Illinois el 1 de enero, podrá ser comercializado… aunque las autoridades aclararon que no están respaldando el consumo de marihuana.

De acuerdo al Daily Herald, el alcalde Jim Schwantz dijo que su administración estaba “encajonada en una ley realmente mala. Es una situación desafortunada. Odio que estemos en esta situación”, dijo ante el abullecheo de las personas que se oponen a esta autorización.

“Dicen (los miembros del concilio) que no respaldan el consumo de esa droga, pero sí autorizan venderla. Nadie les cree, sólo les interesa el dinero que van a recaudar como si no hubiera otras formas de financiar el presupuesto de Palatine”, dijo Alicia, una señora hispana entrada en años. “Es una hipocresía”.

Los miembros del consejo municipal precisaron que las empresas necesitarán un permiso de uso especial y solo pueden operar en ciertos distritos comerciales, como el corredor de North Rand Road o las áreas de fabricación, deportó el Daily Herald.

La publicación también informó que los miembros del consejo de la aldea también aprobaron un impuesto local máximo del 3% sobre las ventas de marihuana permitidas en la aldea. El pueblo también recibió confirmación de que su impuesto local de 1% sobre alimentos y bebidas se aplicaría a productos horneados, dulces, bebidas y otras ofrendas preparadas con hierba.

Durante la sesión de lunes los partidarios a favor y en contra en algunos momentos se enfrentaron coreando sus lemas, ante la mirada confundida de los miembros del consejo municipal. Unas 40 personas hicieron uso de la palabra para argumentar sus posiciones.

“Palatine tiene la oportunidad de mantener el dinero de los impuestos a las ventas en su aldea”, dijo James Dittrich, un residente de toda la aldea y miembro de la junta de apelaciones de la zona, reportó el Daily Herald.

El gerente de la Villa de Palatine, Reid Ottesen, dijo al Daily Herald que las proyecciones indican que el uso legal de marihuana recreativa podría aumentar los costos anuales de la policía en $179,800. Los costos serían de más arrestos por DUI para conductores sospechosos de haber usado marihuana.

“Ottesen dijo que un dispensario de marihuana podría producir $200,000 a $400,000 en impuestos anuales a las ventas. Además de compensar el aumento de los costos policiales, dijo, los impuestos a las ventas podrían ayudar a financiar a un trabajador social especializado en abuso de sustancias y problemas de salud mental, así como proyectos de capital y otros gastos no operativos”, reportó el Daily Herald.

Pero esos argumentos no fueron suficientes para los que se oponen, porque siguen preocupados de que los negocios de marihuana conducirían a la disminución del valor de las propiedades, dañarían a los niños y serían una fuente de ingresos inadecuada.

La residente Vicky Wilson citó varios suburbios que han ejercido el control local al optar por no participar y le pidió a Palatine que hiciera lo mismo. “Todo lo que estoy escuchando es el dinero, dinero, dinero”, dijo Wilson. Las juntas de las aldeas en los vecinos Deer Park y Long Grove han votado en contra de permitir los negocios de marihuana”, dijo de acuerdo al reporte del Daily Herald.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us