La “pota” no es para inmigrantes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Aunque sean legales si la consumen pueden ser deportados.

En vista que a partir del 1 de enero será legal su consumo para uso recreativo en Illinois, esta semana abogados de inmigración exhortan a tener precaución con nueva ley de marihuana

 

Esta semana un grupo de activistas realizaron una conferencia de prensa para advertir a los inmigrantes que no compren hierba “legal” en Illinois. “La legalización del cannabis en Illinois no se aplica por igual a todos, especialmente a los inmigrantes”, dijeron los defensores.

Los defensores están advirtiendo a todos los inmigrantes en Illinois, incluso a aquellos con estatus legal, que se mantengan alejados del cannabis mientras los dispensarios de todo el estado se preparan para distribuir la droga.

Bajo el lema “La marihuana puede elevarte, pero si eres un inmigrante, también puede deportarte”, la conferencia de prensa realizada en Chicago busca evitar casos de inmigrantes que enfrenten la deportación.

Los defensores advierten a todos los inmigrantes en Illinois, incluso a aquellos con estatus legal, que se mantengan alejados del cannabis mientras los dispensarios de todo el estado se preparan para distribuir la droga en menos de tres semanas.

“Aunque a partir del 1 de enero, la marihuana es legal en Illinois, los no ciudadanos no deben usar, invertir, trabajar, vender o fabricar marihuana, ya que eso afectará su caso de inmigración”, dijo Diana Rashid, abogada del Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes, en la conferencia de prensa el miércoles.

“Los inmigrantes necesitan saber que estas nuevas leyes estatales no los protegen”.

El gobierno federal, que maneja todos los casos de inmigración, todavía clasifica el cannabis como una droga de la Lista 1, la misma categoría que la heroína. Por lo tanto, los inmigrantes que se encuentran en posesión de la droga corren el riesgo de ser detenidos y posiblemente deportados a su país de origen, independientemente de la ley estatal.

Y a pesar de los esfuerzos por eliminar los antecedentes penales menores relacionados con el cannabis en Illinois, las autoridades federales seguirán teniendo en cuenta esas condenas al revisar el derecho de un inmigrante a vivir y trabajar en los Estados Unidos.

“Aconsejamos a las personas que obtengan de dos a tres copias de sus disposiciones certificadas por cualquier delito relacionado con el cannabis del que fueron condenados. . . porque si los registros han sido borrados, eventualmente serán destruidos pero los de inmigración continuará requiriéndolos”, dijo Mony Ruiz-Velasco, directora ejecutiva del Proyecto de Acción Suburbana Oeste de PASO.

Los defensores están trabajando con los funcionarios estatales para hacer correr la voz a las comunidades inmigrantes sobre los riesgos que conlleva llevar cannabis legalizado.

“También esperamos que los dispensarios pongan avisos advirtiendo a los inmigrantes sobre los riesgos que corren al comprar su producto”, dijo Ruiz-Velasco.

Pero a algunos les preocupa que las agencias de inmigración comiencen a atacar a los inmigrantes en Illinois por delitos relacionados con la hierba una vez que se legalice.

“Algunas de las cosas que hemos visto en lugares como California y Colorado nos dan una vista previa de lo que vamos a ver aquí”, dijo Kathleen Vannucci, abogada y oficial de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración.

“Los oficiales de inmigración a menudo hacen preguntas en la frontera o en los aeropuertos sobre el consumo de cannabis en los estados donde se ha legalizado el cannabis, y solo admitiendo que han consumido cannabis en el pasado puede meter a alguien en muchos problemas”.

 

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us