Cuidado con esta medicina

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Lo que necesita saber sobre la hidroxicloroquina.

Se aclara que no existe un tratamiento comprobado para COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

 

Mucho se habla de este antiguo medicamento contra la malaria llamado hidroxicloroquina como una clave potencial para tratar la enfermedad. El presidente Trump ha destacado repetidamente la droga, promocionando la hidroxicloroquina y una droga relacionada llamada cloroquina como un posible «milagro».

¿Pero por qué la repentina explosión de atención? ¿Ha sido probado? ¿Qué hace la droga? Y lo que es más importante, ¿puede realmente ayudar a los pacientes con COVID-19?

La hidroxicloroquina y la cloroquina, un medicamento relacionado, se usan para tratar la malaria. La cloroquina se inventó en 1934 y la hidroxicloroquina se inventó durante la Segunda Guerra Mundial para proporcionar una alternativa con menos efectos secundarios.

La cloroquina se vende bajo la marca Aralen, mientras que la hidroxicloroquina se vende bajo la marca Plaquenil. Ambas drogas están disponibles como genéricos.

Ambas drogas se han usado para tratar los síntomas del lupus, una enfermedad autoinmune. La hidroxicloroquina también se prescribe para la artritis reumatoide.

Según el Centro de Lupus de la Universidad Johns Hopkins, se ha demostrado que ambos medicamentos antipalúdicos mejoran síntomas tales como dolor muscular y articular, erupciones cutáneas, inflamación del revestimiento del corazón y los pulmones, fatiga y fiebre.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us