Acusado de violar a sus propias hijas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Comunidad Hispana de Waukegan en shock.

De acuerdo a las autoridades, abusó sexualmente de sus 2 hijas jóvenes y de otra niña en reiteradas ocasiones.

“No puedo creer que un padre haya podido cometer este tipo de barbaridades. Me cuesta creer que eso sea posible y además sea un hispano. Estoy horrorizada”, dijo Carmela que vive en el lado norte de Waukegan y es originaria de Belice.

Su hermana Josefina que caminaba junto a ella regresando del supermercado, dijo a su vez que si se determina que es cierto le deberían dar cadena perpetua como castigo. “Una persona así nunca más debe estar en las calles, porque si eso les hizo a sus propias hijas, imagínese lo que les haría a otras niñas. Presión para toda su vida”, recalcó.

Como estas madres de familia, la mayoría de la comunidad hispana de este suburbio cuya población está compuesta por un 65% de hispanos, se ha quedado impresionada con la noticia porque el autor, además, es un hispano.

 

Abominable acción

De acuerdo a los registros judiciales dados a conocer esta semana por el priódico Lake y McHenry County Scanner, Apolinar Zarate-Garrido, de 46 años, de la cuadra 1-99 de South Genesee Street en Waukegan, ha sido acusado de violar y abusar sexualmente de sus dos hijas y otra niña en numerosas ocasiones. El sujeto fue arrestado el 9 de julio por la policía.

El hombre fue acusado de dos cargos de agresión sexual criminal depredadora de una víctima menor de 13 años, tres cargos de abuso sexual criminal agravado y seis cargos de agresión sexual criminal.

Tres órdenes de arresto obtenidas por Lake y McHenry County Scanner muestran que Zarate-Garrido está acusado de agredir o abusar sexualmente de al menos tres víctimas.

La primera víctima, que es la hija de Zarate-Garrido, fue presuntamente violada por Zarate-Garrido en al menos cinco ocasiones diferentes entre 2007 y 2010, y luego en al menos una ocasión más entre 2009 y 2010, según los documentos de los cargos.

La hija de Zarate-Garrido tenía entre 13 y 16 años en el momento de los asaltos.

La segunda víctima, que también es una de las hijas de Zarate-Garrido, fue supuestamente abusada sexualmente por Zarate-Garrido en algún momento entre 2009 y 2010.

Se le acusa de acariciar sus senos cuando ella era menor de 18 años, según documentos acusados.

La tercera víctima, una niña menor de 13 años, fue supuestamente violada por Zarate-Garrido en dos ocasiones diferentes entre 2011 y 2012.

Zarate-Garrido permanece recluido en la cárcel del condado de Lake con una fianza de $750,000. Está programado para comparecer ante el tribunal el 4 de agosto.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us