Pfizer para octubre

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Resultados de su ensayo de vacuna.

Albert Bourla, director ejecutivo de Pfizer: “esperamos que para fines de octubre tengamos suficiente … para decir si el producto funciona o no”.

 

La compañía farmacéutica ya ha inscrito a 23.000 voluntarios en el ensayo de fase tres que comenzó a fines de julio, dijo Bourla durante una sesión de preguntas y respuestas con la Federación Internacional de Asociaciones y Fabricantes de Productos Farmacéuticos, un grupo comercial. Espera inscribir al menos a 30.000 participantes, dijo.

“Esperamos que para fines de octubre tengamos suficiente … para decir si el producto funciona o no”, dijo. Los funcionarios de salud de EE. UU. han dicho anteriormente que los resultados de los ensayos de vacunas en etapa tardía podrían llegar en noviembre o antes.

La posible vacuna de Pfizer es una de las tres respaldadas por EE. UU. que se encuentran actualmente en una etapa avanzada de pruebas. El gigante farmacéutico con sede en EE. UU. ha estado trabajando junto con la farmacéutica alemana BioNTech. La vacuna experimental de las empresas contiene material genético llamado ARN mensajero o ARNm. En julio, la compañía publicó datos prometedores de su prueba inicial.

Se espera que el ensayo de fase tres incluya hasta 30,000 participantes entre las edades de 18 y 85 en 120 sitios en todo el mundo, incluidos 39 estados de EE. UU., dijo la compañía. Si tiene éxito, esperan enviarlo para revisión regulatoria final a partir de octubre. Planean suministrar hasta 100 millones de dosis para fines de 2020 y aproximadamente 1,300 millones de dosis para fines de 2021.

El comentario del director ejecutivo Albert Bourla se produce cuando los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) están pidiendo a los gobernadores estatales y los departamentos de salud locales que se preparen para distribuir una vacuna tan pronto como en noviembre. La fecha límite está generando preocupación entre los expertos en salud pública y los científicos de que la aprobación de una vacuna tendrá motivaciones políticas.

Los ejecutivos de las compañías farmacéuticas, incluso de Pfizer, han insistido anteriormente en que no están tomando atajos en el desarrollo acelerado de posibles vacunas. Han dicho que la Administración de Alimentos y Medicamentos no ha facilitado sus requisitos para demostrar que sus vacunas son seguras y efectivas.

Si bien la vacuna puede ser segura, los ejecutivos han dicho que es “comprensible” que el público esté preocupado, y agregaron que tendrán que trabajar para ganarse esa confianza.

 

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us