La división no prosperó

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La brecha racial se ha reducido en la Elección 2020.

A escasos días del 3 de noviembre, un análisis del New York Times trata de explicar por qué estas elecciones son diferentes a las de 2016 donde triunfó la explotación de las divisiones raciales y étnicas.

De acuerdo al diario, la brecha en la preferencia de voto presidencial entre votantes blancos y no blancos se ha reducido en un sorprendente 16 puntos porcentuales desde 2016, según un análisis de Upshot de las encuestas preelectorales, a medida que Joe Biden gana entre los votantes blancos y el presidente Trump avanza entre los votantes negros e hispanos.

“La explotación del resentimiento por la inmigración y la raza por parte de Trump fue ampliamente reconocida como el motor de su sorpresiva victoria en 2016, pero tácticas similares esta vez no han tenido el mismo efecto. Hasta ahora, el presidente no ha logrado reunir su coalición de votantes blancos sin un título universitario en los estados del norte del campo de batalla, y las encuestas muestran que muchos votantes blancos han sido repelidos por su manejo de la raza, la justicia penal y las protestas recientes”, dice el informe basado en encuestas nacionales.

La disminución de la polarización racial desafía las expectativas de muchos analistas, que creían que una campaña centrada en apelar a temas como Black Lives Matter o “la ley y el orden” haría lo contrario. También puede alterar las esperanzas de algunos activistas de izquierda que vieron la adopción de políticas más progresistas sobre la raza como una forma de ayudar a los demócratas a abrirse camino hacia la presidencia. Este camino habría estado impulsado por el apoyo abrumador de los votantes no blancos, reduciendo la necesidad de atender a los votantes blancos más conservadores que respaldaron a Trump hace cuatro años. En cambio, el Sr. Biden lidera debido a las ganancias entre esos mismos votantes, dice el reporte.

 

No se divisa la ola Trump

El diario señala que con la elección a menos de una semana, todavía hay tiempo para que las preferencias de los votantes se muevan hacia las de la campaña de 2016. En aquel entonces, las encuestas sugerían que Hillary Clinton estaba muy por delante en el voto popular nacional, pero insinuaban el camino de Trump hacia la victoria al mostrar sus enormes avances entre los votantes blancos sin título. Hoy, las mismas encuestas nacionales no ofrecen un indicio comparable de fortaleza para Trump entre los votantes blancos.

“El discurso del presidente no ha resonado ni siquiera entre los tipos de votantes que parecen más receptivos. En general, Trump lidera entre los votantes blancos por solo cinco puntos en las encuestas de alta calidad realizadas desde la Convención Nacional Republicana en agosto, en comparación con una ventaja de 13 puntos en las encuestas finales antes de las elecciones de 2016. Trump no solo no está a la altura de su propio liderazgo con ese grupo desde 2016, sino que también tiene un desempeño inferior a todos los candidatos presidenciales republicanos recientes desde Bob Dole en 1996” asegura el informe.

Los logros de Biden entre los votantes blancos son amplios y abarcan no solo a los grupos que se espera que se inclinen hacia él, como las mujeres blancas de los suburbios, sino también a los votantes blancos de la clase trabajadora en los estados del norte que representaron la fuerza decisiva del presidente hace cuatro años.

 

Capital sin fondos

Se acuerdo al análisis del New York Times, en general, Trump tiene una ventaja de 21 puntos entre los votantes blancos sin título, 58% contra 37%; en comparación con su ventaja de 29 puntos (59-30) en las encuestas finales de 2016. Su posición con estos votantes sigue siendo sólida. Por el contrario, los graduados universitarios blancos respaldan a Biden en 21 puntos en las encuestas recientes, frente a una ventaja de 13 puntos para la Sra. Clinton en las encuestas finales hace cuatro años.

“Trump trató de ganarse a los votantes blancos con un tono conservador en cuanto a raza y vigilancia. En cambio, Biden ganó constantemente entre los votantes blancos en la primavera y particularmente en junio, después de la muerte de George Floyd a manos de la policía. Las encuestas nacionales mostraron que los votantes blancos desaprobaron abrumadoramente el manejo del presidente de las protestas después de la muerte de Floyd, según las encuestas de Times/Siena”, dice el reporte.

“El giro del presidente hacia la “ley y el orden” en medio de los disturbios durante el verano no lo ayudó. En la última encuesta nacional del Times/Siena, Biden le ganó a Trump siete puntos sobre quién haría un mejor trabajo en “ley y orden”. Trump tampoco logró reclamar una ventaja sobre el tema en las encuestas de Times/Siena de Wisconsin y Minnesota, donde el equipo del presidente creía que los disturbios en Kenosha y Minneapolis podrían funcionar en beneficio del presidente”, agrega el informe del Times.

 

Congresistas republicanos en pánico

El análisis del Times también sostiene que la debilidad del presidente entre los votantes blancos ha erosionado las ventajas estructurales tradicionales del partido en el Colegio Electoral, la Cámara de Representantes y el Senado, poniendo en peligro el control republicano en un nivel de distritos y estados mayoritariamente blancos donde los demócratas generalmente no tienen muchas posibilidades, como Kansas o Montana.

Biden ha tendido a obtener sus mayores ganancias en el norte de los Estados Unidos, exactamente en los lugares donde el presidente logró sus mayores ganancias hace cuatro años. Por el contrario, el apoyo de Trump ha demostrado ser resistente en el sur profundo, donde más del 95 por ciento de los ex simpatizantes del presidente dicen que respaldan su reelección, lo que le brinda una mejor oportunidad de sobrellevar los cambios demográficos en la región, sostiene el reporte.

 

Cambios en el sur

El análisis de las encuestas del New York Times sostiene que la posición del presidente Trump en el Sun Belt se ve reforzada por quizás la tendencia demográfica más sorprendente del ciclo: sus avances entre los votantes no blancos.

En encuestas nacionales recientes, Biden lidera por 42 puntos entre los votantes no blancos, 66 por ciento contra 24 por ciento. Es aproximadamente nueve puntos peor que la ventaja de 51 puntos de Clinton en las encuestas finales de 2016.

“Biden ha perdido casi exactamente tanto terreno entre los votantes no blancos como lo ha ganado entre los votantes blancos, pero cambiar a votantes no blancos por blancos es un trato favorable para Biden. Los votantes blancos superan en número a los votantes no blancos en más de dos a uno, y en una proporción aún mayor en los estados de batalla más importantes”, dice el informe.

Agrega que en una compilación de encuestas a más largo plazo desde junio, los logros de Trump parecen incluir tanto a votantes negros como latinos, aunque la medición exacta de grupos tan pequeños es un desafío. Es aún más difícil medir subgrupos: digamos, cubanoamericanos en el condado de Miami-Dade.

Tmbién sostiene el reporte que si bien la política estadounidense se ha vuelto menos polarizada en términos raciales durante la era Trump, la brecha de género ha aumentado. En las encuestas de Times/Siena desde septiembre, Biden tiene una ventaja de solo siete puntos entre los hombres hispanos y una ventaja de 37 puntos entre las mujeres hispanas, incluso mayor que la brecha de género de 20 puntos entre los votantes blancos. Y aunque la brecha de género es menor entre los votantes negros, Biden tiene una ventaja relativamente pobre de 78-11 entre los hombres negros en la encuesta de Times/Siena.

Se concluye diciendo que a los hombres no blancos les puede agradar el presidente por el mismo tipo de razones que a los hombres blancos, como un atractivo machista. Y el populismo del presidente puede tener cierto atractivo para los obreros de todas las razas y grupos étnicos. Los votantes hispanos dijeron que preferían a Biden sobre Trump para manejar la economía, pero por solo un margen de ocho puntos.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us