NOTICIAS DE LAS 9

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

 

Francisca Lino dejó refugio después de 4 años… pero tuvo que regresar

La indocumentada que ha vivido todo el gobierno de Trump en un refugio para evitar la deportación, salió y se fue a ver a sus hijos.. solo por unas horas.

Pero la mudanza de Francisca Lino a casa donde viven sus hijos duró poco porque un juez federal suspendió la orden de Biden de prohibir las deportaciones por 100 días.

“Estoy desilusionada y triste porque ya estaba en mi casa con mis hijos, pero desafortunadamente debido al racismo en el corazón de algunas personas tuve que volver aquí”, dijo Lino el miércoles en español. “Mis hijos merecen tener a su mamá en la casa. No soy un criminal. No hice nada malo. Solo quiero encontrar una vida mejor para mi familia».

Francisca Lino y su esposo, Diego Lino, se encuentran en la capilla de la Iglesia Metodista Unida Adalberto Memorial del barrio de Humboldt Park. Es la misma iglesia donde se refugió la activista Elvira Arellano que desafió una orden judicial de deportación.

Francisca cruzó la frontera entre Estados Unidos y México en 1999, pero fue capturada, le tomaron las huellas digitales y la liberaron después de unas horas. Más tarde cruzó con éxito y se instaló en Bolingbrook con su esposo, Diego Lino. Fue arrestada en 2005 durante una entrevista para obtener su tarjeta de residencia porque su solicitud no reveló que había sido arrestada anteriormente en la frontera. Ella dijo que Lino fue víctima de fraude notarial y que había sido honesta con los funcionarios de inmigración desde el principio.

En marzo de 2017 buscó refugio en la iglesia de Humboldt Park, donde ella era miembro, y allí permance hasta ahora.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us