NOTICIAS DE LAS 9

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

 

EE UU mete a la cárcel a la esposa de El Chapo

 

            Emma Coronel Aispuro está acusada de ayudar a dirigir el imperio de las drogas y de conspirar para sacar a El Chapo de la cárcel.

Anoche no quedó claro por qué las autoridades federales arrestaron a Coronel, después de implicarla en el crimen de su esposo hace más de dos años.

Lo que ha trascendido es que Coronel, que se casó con el narcotraficante cuando tenía 17 años, había sido investigada durante al menos dos años por las autoridades federales de los Estados Unidos por ser cómplice de su esposo, Joaquín Guzmán Loera, quien fue condenado en 2019 en un juicio en Brooklyn por planear una gran conspiración de drogas y posteriormente fue condenado a cadena perpetua.

Ayer el New York Times reveló que “los documentos judiciales presentados en el caso de la Sra. Coronel dicen que ella transmitió mensajes para Guzmán que lo ayudaron a realizar cargamentos de drogas entre 2012 y 2014 y evadir la captura por parte de las legiones de autoridades estadounidenses y mexicanas que lo habían estado persiguiendo durante años. En el juicio de Guzmán surgieron pruebas de que Coronel también era una conspiradora principal en un complot sofisticado para sacarlo de la prisión del Altiplano en México cavando un túnel de casi una milla de largo en la ducha de su celda”.

Coronel, de 31 años, que tiene doble ciudadanía estadounidense y mexicana con raíces tanto en el sur de California como en la ciudad de Culiacán en el estado mexicano de Sinaloa, fue detenida en el Aeropuerto Internacional Dulles, cerca de Washington, y está programada para hacer una aparición inicial hoy martes en el Tribunal de Distrito de EE. UU. para el Distrito de Columbia. Su abogado, Jeffrey Lichtman, quien también representó a Guzmán, se negó a comentar sobre el arresto.

Otros detalles que revela el New York Times, es que se “presentaron mensajes de BlackBerry que dejaban en claro que ella había ayudado a Guzmán a realizar sus operaciones, a veces con su propio padre. Otros mensajes indicaron que ella estuvo íntimamente involucrada no solo en la famosa fuga del túnel de 2015 de Guzmán desde el Altiplano, sino también en ayudarlo a evadir la captura por parte de las autoridades estadounidenses y mexicanas después de una redada fallida en 2012 en la ciudad turística mexicana de Cabo San Lucas”.

“En el juicio de Guzmán, su antiguo jefe de gabinete, Dámaso López Núñez, le dijo al jurado que la Sra. Coronel había tratado de ayudar a su esposo a escapar una vez más después de que lo recapturaran en 2016 y lo regresaran al Altiplano. Según el testimonio de López, Coronel tramó un complot para sobornar al principal funcionario penitenciario de México, pero antes de que se pudiera llevar a cabo el plan, Guzmán fue extraditado a Estados Unidos para ser juzgado”.

Coronel, quien es la tercera, o posiblemente cuarta, esposa de Guzmán y madre de dos de sus numerosos hijos, creció en el negocio de las drogas. Los documentos judiciales señalan que su padre, Inés Coronel Barreras, quien fue detenido en 2013 en México, era uno de los principales lugartenientes de Guzmán.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us