NOTICIAS DE LA 1

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Dicen que están arrepentidos y se disculpan ¿les cree?

Jacob Chansley, el autodenominado QAnon Shaman, escribió una disculpa desde la cárcel, pidiendo comprensión mientras se enfrentaba a sus acciones. No es el único.

 

El hombre de Idaho con casco fotografiado colgando de una mano desde el balcón del Senado durante el motín del 6 de enero en el Capitolio de Estados Unidos se entregó seis días después. Mientras estaba abrochado en el vehículo que lo llevaba a la cárcel de Boise, Josiah Colt hizo un video pidiendo disculpas y expresando vergüenza por asaltar el edificio.

Enfrentados a pruebas convincentes de video y fotografía en el tribunal, decenas de alborotadores se han disculpado y expresado pesar porque las consecuencias de sus acciones han comenzado a asimilar. Las ramificaciones incluyen posibles pérdidas de empleo, ruina financiera y posible tiempo tras las rejas.

Otra posible consecuencia para Colt y otros capturados en fotografías que se volvieron virales incluso antes de que abandonaran el edificio del Capitolio: ignominia más allá de sus vidas a medida que esas imágenes se abren paso en los libros de historia.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us