Atentado en NY

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

HA COMENZADO OTRA ETAPA MAS DURA PARA INMIGRANTES

Halloween de terror en NY

Este es el Parte de Guerra (Reporte de hechos) de lo ocurrido el 31 de octubre poco antes de las 3pm en Manhattan. Resultado: 8 personas atropelladas muertas y 12 heridas.

Lo escalofriante de lo ocurrido es la satisfacción enfermiza de Sayfullo Saipov, el atacante nacido en Uzbekistany que llegó a Estados Unidos en 2010 tras ganar la lotería de visas, por lo que hizo. “Él está hablando. Él se está riendo. Está muy contento con lo que hizo”, dijo a la prensa un empleado del hospital donde lo atendieron del balazo en el estómago. “Se siente realizado”. Luego se supo que una segunda fuente dijo que Saipov, en sus entrevistas con los investigadores, no mostró “ningún remordimiento” y que estaba “contento de haber hecho lo que se propuso hacer”.

Los investigadores siguen escrutando su pasado, sus contactos, sus amigos, sus familiares para entender cómo alguien que era un musulmán moderado se convirtió en un fundamentalista radical seguidor de ISIS, para perpetrar el atentado de terrorismo islámico más grave que sufre Nueva York desde los ataques a las Torres Gemelas.

Los hechos

De acuerdo con la reconstrucción de los hechos realizada el miércoles, a las 2:06 hora local del martes, alquiló un camión en una tienda Home Depot en Nueva Jersey y poco después entró a Manhattan. Irrumpió a gran velocidad en un carril para bicicletas situado cerca de la orilla del río Hudson y empezó a arrollar su paso a decenas de personas, hasta que chocó con un autobús escolar.

Salió de su camioneta gritando en árabe “Alá es grande”, armado con una pistola de perdigones y otra de “paintball”, hasta que el policía Brian Nash le disparó al abdomen y logró neutralizarlo. Cuando los agentes entraron al camión, encontraron varios cuchillos y una nota en la que atribuyó sus presuntas acciones al Estado Islámico.

Seis personas murieron en el lugar de los hechos y dos más camino del hospital. Entre los fallecidos hay cinco argentinos que habían llegado a Nueva York para celebrar el trigésimo aniversario de su graduación. (Ver nota aparte)

Las víctimas argentinas son Hernán Mendoza, Diego Angelini, Alejandro Pagnucco, Ariel Erlij y Hernán Ferruchi. A ellos se suman Darren Drake, de 32 años y oriundo de New Jersey; Nicholas Cleves, de 23 años y de Nueva York y la ciudadana belga Anne Laurie Decadt, de 31 años.

A causa del atentado, doce personas fueron hospitalizadas tras resultar heridas. Tres de ellas ya han sido dadas de alta, pero nueve más siguen recibiendo atención médica, cuatro de ellas con lesiones muy graves.

Las autoridades están revisando las cámaras de la ciudad para revisar los movimientos que tuvo Saipov en su trayecto mortal hacia el lugar del atentado, así como los documentos que encontraron en su casa y el contenido de su ordenador.

Saipov ya ha sido interrogado en el hospital donde está ingresado, pero los encargados de la investigación evitaron dar detalles sobre lo que ha declarado.

En terrorista

De acuerdo a New York Magazine, el inmigrante uzbeko vivió en Ohio y Florida, y se estableció en Nueva Jersey el verano pasado. Trabajó como conductor de camiones y para las compañías de viaje compartido Uber y Lyft.Saipov llegó a los Estados Unidos desde Uzbekistán en 2010, y tenía una tarjeta verde que lo convertía en residente legal permanente. ABC Chicago informa que estuvo bajo el Programa de Visas de Diversidad, que ofrece una lotería para personas de países con pocos inmigrantes en los Estados Unidos. Se fue de casa a los 22 años y nunca volvió a ver su ciudad natal de Tashkent, la capital de Uzbekistán.

En ese momento, era un musulmán moderado con sueños de llegar a los Estados Unidos, según el New York Times. Su familia era acomodada y estudió en el Instituto Financiero de Tashkent, una de las universidades más grandes de Uzbekistán. Después de graduarse en 2009, trabajó como contable en un hotel de Tashkent. Saipov esperaba trabajar en la industria hotelera una vez que llegó a los EE. UU., Pero con su falta de inglés, no pudo encontrar trabajo. Saipov se estaba quedando con el amigo de su padre, un camionero, en Ohio, y terminó en esa profesión.

Dilnoza Abdusamatova, de 24 años, dijo al Washington Post que Saipov se quedó con su familia en Cincinnati durante sus primeras dos semanas en el país, y luego se trasladó a Cuyahoga Falls, Ohio. La familia de Abdusamatova se sorprendió al saber en los últimos días que Saipov había registrado su negocio de camiones, Sayf Motors Inc., en su domicilio en 2011. Usó una dirección en Cuyahoga Falls para registrar otra empresa, Bright Auto LLC, y obtener una licencia de matrimonio en 2013.

Saipov y NozimaOdilova, una inmigrante de Uzbekistán casi seis años menor que él, tienen tres hijos, dos niñas y un niño nacido el verano pasado. Saipov no parecía un extremista cuando llegó por primera vez a Cuyahoga Falls.  El Times escribio: “Al señor Saipov le gustaba la ropa de lujo, un vanidad mal vista en los círculos islámicos conservadores. Maldecía como si no pudiera evitarlo. Por lo general, llegaba tarde a la oración del viernes en la Sociedad Islámica de Akron y Kent. Él mostró un conocimiento rudimentario del Corán”.

Sin embargo, Mirrakhmat Muminov, conductor de un camión y activista de la comunidad local, dijo que Saipov cambió a lo largo de los años, volviéndose agresivo y dejando crecer su barba. Muminov lo describió como alguien “con monstruos dentro”.”Siempre pensé en lo profundo de mi alma que sería encarcelado por golpear a alguien o insultar a alguien”, dijo Muminov. “Tenía un carácter vulgar”.

Aunque había registrado dos negocios, Saipov principalmente manejó para otras compañías. A finales de 2015, se mudó con su familia a Florida, pero tuvo dificultades para encontrar trabajo.Un religioso en Florida le dijo al Times que le preocupaba que Saipov estuviera malinterpretando el Islam.”Solía decirle: ‘Oye, eres demasiado emocional. Lee máslibros. Primero aprende tu religión'”, dijo Abdul, el religioso. “No aprendió la religión correctamente. Esa es la principal enfermedad en la comunidad musulmana “.

El 31 de octubre por la noche, dos agentes de policía vestidos de civil entrevistaron a residentes en un complejo de apartamentos de Tampa donde alguna vez vivió Saipov. Kyong Eagan, que vive en el complejo, le dijo al DailyBeast que Saipov le llevaba sus comidas caseras, diciendo que quería compartir la comida de su país con ella y le dio algunos electrodomésticos cuando la familia se mudó el verano pasado. “Simplemente no puedo creerlo en absoluto. Él era tan genuino. Estoy tan conmocionada”, dijo.

En la primavera, Saipov dijo a sus amigos que quería estar más cerca de la familia de su esposa, que vive en Brooklyn. La familia se estableció en Paterson, Nueva Jersey, y Saipov comenzó a conducir para Uber.

Con los años, Saipov acumuló al menos nueve citaciones de tráfico en todo el país como parte de su trabajo. La más grave fue una multa de 2015 en Missouri por un freno del lado derecho agrietado. Meses después, se emitió una orden de arresto. Saipov fue arrestado en octubre de 2016 y pagó una fianza de $200. El dinero se usó para pagar su multa cuando no se presentaba a la corte.

Sin embargo, él había estado en el radar de las autoridades federales. Según el Times, se acercó a una investigación no relacionada cuando asistió a la boda en Florida de un hombre uzbeko bajo el escrutinio del FBI.

Eso no desencadenó una investigación separada de Saipov, pero las autoridades ahora creen que se estaba radicalizando por internet. Según una denuncia penal, los agentes del FBI encontraron 90 videos y 3.800 fotos en el teléfono de Saipov, muchos de los cuales eran propaganda de ISIS. Esto incluyó videos de combatientes de ISIS matando prisioneros e instrucciones para fabricar bombas. Los agentes dijeron que le atrapó particularmente un video en el que el líder del ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi, “cuestionaba lo que los musulmanes en Estados Unidos y en otros lugares estaban haciendo para responder al asesinato de musulmanes en Irak”.

El ataque reflejó las instrucciones para un ataque vehicular ofrecido en una revista ISIS en noviembre pasado. Los fiscales dicen que Saipov había estado planeando el ataque durante aproximadamente un año. Alquiló un camión de un Home Depot en Passaic, Nueva Jersey, nueve días antes del ataque y practicó conducirlo. También corrió por la ruta que usaba para ingresar a la ciudad mientras conducía hacia Uber.

La denuncia dice que Saipov consideró colocar banderas ISIS en el camión, pero decidió que llamaría demasiada atención. Una nota encontrada en la escena se leía en árabe, “No hay dios sino Dios y Mohamed es su profeta” y “la súplica islámica, es la que perdurará”, refiriéndose a ISIS.

Mientras hablaba con los oficiales de la ley en su habitación del hospital, Saipov supuestamente pidió poner una bandera de ISIS en su habitación, y “declaró que se sentía bien por lo que había hecho”.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us