Campaña Opiodes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

LANZAN LÍNEA DE AYUDA PARA COMBATIR LA CRISIS DE OPIOIDES.

Duro a las drogas.

Asimismo, la Comisión Especial para Combatir la Crisis de Opioides en Illinois ha creado programas para combatir contra la epidemia.

El Gobernador Bruce Rauner anunció hoy martes 5 de diciembre el lanzamiento de una línea de ayuda en Illinois cuyo propósito es proveer ayuda gratuita a personas que han sido afectadas directa o indirectamente por una adicción a los opioides.

La línea de ayuda proveerá asistencia en forma confidencial a individuos que sufren de adicción, sus familias y/o cualquier persona que esté siendo afectada. La línea de ayuda, 1-833-2FINDHELP, también ofrece asistencia en español, entre otros idiomas, y estará disponible al público 24 horas al día, siete días a la semana. Los especialistas que trabajan en la línea de ayuda están entrenados para conectar a las personas que llamen con los servicios pertinentes.

“Esta línea de ayuda proveerá ayuda rápida a quienes están luchando con adicciones peligrosas para que tengan acceso a recursos, opciones de tratamiento y apoyo”, dijo el Gobernador Rauner. “Estamos enfocados en ayudarlos para prevenir muertes a causa de la sobredosis de opioides”.

Con el lanzamiento de la línea de ayuda, el Gobernador está cumpliendo su promesa de combatir la crisis de opioides y disminuir el número de muertes a causa de sobredosis de opioides y drogas sintéticas como el fentalino. Funcionarios de su administración se han estado reuniendo durante el año para establecer una agenda para combatir esta epidemia. Rauner reveló a comienzos de septiembre el Plan de Acción para Combatir la Crisis de Opioides firmando el Decreto Executivo 17-05, creando la Comisión Especial para Combatir la Crisis de Opioides en Illinois. Dicha Comisión está a cargo de desarrollar estrategias para disminuir las muertes a causa de sobredosis a un tercio dentro de los próximos tres años.

Evelyn Sanguinetti, vicegobernadora de Illinois, y NiravShah, director del Departamento de Salud Pública, están a cargo de la Comisión.

“Nosotros los latinos no estamos exentos a esta crisis. Según las más reciente estadísticas del Departamento de Salud Pública, las muertes a causa de sobredosis de opioides han aumentado un 85% del 2015 al 2016 entre los hispanos en Illinois. Estas cifras son alarmantes”, dijo la vicegobernadora Sanguinetti. “La crisis de opioides afecta a personas de todas las razas, culturas y edades. No importa si son ricos o pobres, la adicción a los opioides puede afectar a cualquier persona. Es un agresor que está destruyendo vidas”.

“Me siento agradecida por el trabajo que ha hecho la Comisión. Estoy también orgullosa del lanzamiento de esta línea de ayuda que está disponible al público, incluyendo a nuestra comunidad latina”, afirmó la vicegobernadora.

Desde el 2008 al 2014, Illinois tuvo un aumento de un 274 por ciento de muertes relacionadas por la sobredosis de opioides en Illinois. En el 2016, hubo casi 2,000 muertes relacionadas con la sobredosis de opioides. Asimismo, según datos del Departamento de Salud Pública, se estima que hay alrededor de 248,000 personas en Illinois que sufren de adicción y no están recibiendo la ayuda necesaria.

“Vivimos en un mundo donde el estigma evita que individuos den un paso al frente por temor a ser juzgados. El tratamiento de cualquier adicción se trata de la misma forma que cualquier otra enfermedad por lo que es primordial que tengamos más acceso a tratamientos”, dijo James Dimas, secretario del Departamento de Servicios Humanos de Illinois. “No será fácil, pero con el apoyo necesario y con tratamientos efectivos vamos a salvar vidas”.

La Comisión ha visitado diversas comunidades alrededor de Illinois durante octubre y noviembre para aprender sobre los desafíos que las comunidades están viviendo y ver las formas que el estado puede asistir.

Otra iniciativa que se estableció en el Decreto Ejecutivo 17-05 fue una orden para que la naloxona –un medicamento que se puede usar en situaciones de emergencia que ayuda a revertir los efectos de una sobredosis— esté disponible sin prescripción médica. Dicha orden fue firmada en octubre.

La línea de ayuda está siendo financiada a través de subsidios federales y está siendo administrada por la División de Abusos de Alcohol y Sustancias Ilegales del Departamento de Servicios Humanos de Illinois.

Si usted o alguien que usted conoce sufre de una adicción de opioides, llame al 1-833-2FINDHELP.

 

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us