Droga mortal

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Jóvenes usan la droga sin saber que ingieren veneno.

Los hospitales siguen recibiendo jóvenes al borde de la muerte por consumir cannabinoide sintético que se las venden haciéndoles creer que es el sustituto de la marihuana.

El Departamento de Salud Pública reporto que 17 de los casos recientes estuvieron relacionados con hospitales del área de Chicago, pero advirtió que los productos contaminados podrían estar en todo el estado. Es meas ya ha habido cinco casos en el Condado de Cook, dos en el Condado de Kankakee, 14 en el Condado de Peoria, 12 en el Condado de Tazewell y uno en cada uno de los condados de DuPage, Kane, McLean y Will. Y hay otros dos casos que están bajo investigación.

Hasta el cierre de esta edición, jueves por la tarde, se registraron 3 arrestados en Chicago en relación con la venta de este producto, 2 muertes y 54 casos de personas hospitalizadas con sangrado severo.

Todos los casos están relacionados con los cannabinoides sintéticos, a menudo llamados Spice, K2 o “hierba” falsa. Pero no son para consumo humano y tampoco son un sustituto de la marihuana.

Los hospitalizados llegaron botando sangre a la hora de toser, sangre en la orina, hemorragia nasal, sangrado de encías y otros síntomas. Nueve de los casos dieron positivo para brodifacoum, o veneno para ratas, de acuerdo con un comunicado del Departamento de Salud Pública de Illinois el lunes.

Ahora, los funcionarios del estado están trabajando para identificar cualquier producto cannabinoide sintético común relacionado con esos casos y para determinar dónde se obtuvieron los productos.

Todavía hay muchas preguntas sobre las enfermedades; los funcionarios no saben qué causó exactamente la contaminación del fármaco, pero los investigadores y los toxicólogos continúan evaluando.

“Esta es la primera vez que vemos un brote de esta magnitud en el área”, dijo el lunes Melaney Arnold, vocera del Departamento de Salud Pública de Illinois.

 

Tres arrestados

Fouad Masoud, de 48 años, Jamil Abdelrahman Jad Allah, de 44 años, y Adil Khan Mohammed, de 44, fueron acusados esta semana de distribuir sustancias controladas luego de que funcionarios dijeron que encontraron una gran cantidad de macetas sintéticas mezcladas con la sustancia tóxica, según el Chicago Tribune.

Una denuncia decía que los agentes secretos visitaron King Mini Mart en la cuadra 1300 de S. Kedzie Ave. en North Lawndale y compraron K2 a dos de los sospechosos la semana pasada. Dijeron que venía en contenedores sellados con nombres como Blue Giant y Crazy Monkey.

Los tres sospechosos fueron arrestados el domingo y la tienda fue cerrada.

Las pruebas en la “hierba” sintética incautada en la tienda North Lawndale determinaron que contenía brodifacoum tóxico, un veneno utilizado en el control de roedores, dijo el Chicago Tribune.

 

Alerta sanitaria

“Continuamos viendo un aumento en el número de casos”, dijo en el comunicado el Dr. Nirav Shah, director del Departamento de Salud Pública de Illinois.

El departamento “continúa trabajando con los departamentos locales de salud y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, junto con otros socios, para tratar de identificar productos comunes”, dijo. “Sin más información, IDPH no sabe la cantidad de producto contaminado que está circulando o dónde. Instamos encarecidamente a todos a no usar cannabinoides sintéticos”.

Los funcionarios nunca antes habían visto una muerte en Chicago relacionada con “hierba” sintética, dijo Arnold.”Podría haber muertes adicionales, es difícil de decir”, agregó. “Estamos haciendo todo lo posible con respecto a la divulgación para notificar a cualquier persona que pueda verse afectada por este brote”.

 

No es primera vez

El año pasado, 102 personas en el condado de Lancaster, Pensilvania, tomaron una sobredosis de marihuana sintética en tres días. Ninguno de esos casos fue fatal.

En 2016, 33 personas en Brooklyn enfermaron por sospecha de sobredosis de marihuana sintética.

El número de intoxicaciones agudas por cannabinoides sintéticos aumentó considerablemente entre 2010 y 2015, según un Informe semanal de morbilidad y mortalidad publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. En 2016.

Durante ese tiempo, los médicos trataron a 456 pacientes en total por intoxicaciones sintéticas con cannabinoides.

 

¿Qué son los cannabinoides sintéticos?

Eso es lo que dicen el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas; Institutos Nacionales de Salud; Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

 

La sustancia artificial se vende en la calle o en tiendas de abarrotes como líquido para vaporizadores, para ser inhalado en cigarrillos electrónicos o como incienso herbal. NO son una alternativa a la marihuana, menos aún si además la adulteran agregándole veneno para ratas. Consumirla es ingerir veneno mortal, literalmente. Estos productos también se conocen como incienso herbal o líquido.

Estos productos químicos se llaman cannabinoides porque son similares a los productos químicos que se encuentran en la planta de marihuana. Debido a esta similitud, los cannabinoides sintéticos a veces se denominan engañosamente “marihuana sintética” (o “hierba falsa”), y a menudo se comercializan como alternativas legales y seguras a esa droga. De hecho, no son seguros y pueden afectar el cerebro mucho más poderosamente que la marihuana; sus efectos reales pueden ser impredecibles y, en algunos casos, más peligrosos o incluso potencialmente mortales.

Los cannabinoides sintéticos son parte de un grupo de medicamentos llamados nuevas sustancias psicoactivas (NPS). Las NPS son sustancias no reguladas que alteran la mente y que se han vuelto recientemente disponibles en el mercado y están destinadas a producir los mismos efectos que las drogas ilegales. Algunas de estas sustancias pueden haber existido durante años, pero han reingresado al mercado en formas químicas alteradas, o debido a una renovada popularidad.

 

Publicidad falsa

Los productos cannabinoides sintéticos a menudo se etiquetan “NO para consumo humano”. Las etiquetas también suelen afirmar que contienen material “natural” tomado de una variedad de plantas. Sin embargo, las únicas partes de estos productos que son naturales son los materiales vegetales secos. Las pruebas químicas muestran que los ingredientes activos que alteran la mente son compuestos cannabinoides fabricados en laboratorios.

Los fabricantes venden estos productos en paquetes de papel de aluminio y botellas de plástico para atraer a los consumidores. Comercializan estos productos bajo una amplia variedad de marcas específicas. Cientos de marcas ahora existen, incluyendo K2, Spice, Joker, Black Mamba, Kush y Kronic.

Durante varios años, las mezclas de cannabinoides sintéticos han sido fáciles de comprar en tiendas de parafernalia de medicamentos, tiendas de novedades, estaciones de servicio y en Internet. Debido a que los productos químicos utilizados en ellos no tienen ningún beneficio médico y un alto potencial de abuso, las autoridades han hecho que sea ilegal vender, comprar o poseer algunos de estos productos químicos. Sin embargo, los fabricantes intentan eludir estas leyes cambiando las fórmulas químicas en sus mezclas.

 

Cómo se usan

La forma más común de usar cannabinoides sintéticos es fumar el material vegetal seco. Los usuarios también mezclan el material vegetal rociado con marihuana o lo preparan como té. Otros usuarios compran productos cannabinoides sintéticos como líquidos para vaporizar en cigarrillos electrónicos.

 

Cómo afectan

Los cannabinoides sintéticos actúan sobre los mismos receptores de células cerebrales que el THC (delta-9-tetrahidrocannabinol), el ingrediente que altera la mente de la marihuana. Hasta ahora, ha habido pocos estudios científicos sobre los efectos de los cannabinoides sintéticos en el cerebro humano, pero los investigadores sí saben que algunos de ellos se unen con mayor fuerza que la marihuana a los receptores celulares afectados por el THC y pueden producir efectos mucho más fuertes. Los efectos de salud resultantes pueden ser impredecibles y peligrosos.

Los usuarios reportan algunos efectos similares a los producidos por la marihuana: estado de ánimo elevado, relajación, conciencia alterada de percepción de objetos y condiciones circundantes, síntomas de psicosis: pensamiento delirante o desordenado, separado de la realidad.

Los efectos psicóticos incluyen: ansiedad extrema, confusión, paranoia,  desconfianza extrema e irracional hacia los demás, alucinaciones-sensaciones e imágenes que parecen reales aunque no lo son.

Las personas que han sido llevadas a salas de emergencia por consumirla han mostrado efectos graves, que incluyen: frecuencia cardíaca rápida, vómitos, comportamiento violento, pensamientos suicidas. También pueden elevar la presión arterial y reducir el suministro de sangre al corazón, así como el daño renal y las convulsiones. El uso de estos medicamentos se asocia con un número creciente de muertes.

Y sí, cannabinoides sintéticos pueden ser adictivos.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us