El plan oscuro del DHS

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Negar la Green Card a quienes hayan solicitado Medicaid.

La propuesta penalizaría a los inmigrantes que utilizan créditos fiscales y otros beneficios. El plan estáen manos de la Oficina de Administración y Presupuesto del DHS.

A finales de marzo el diario The Washington Post hizo la denuncia de un borrador de 223 páginas del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en el que detalla la forma para negarles la Green Carda quienes lo soliciten si es que han usado ciertos programas de ayuda federal.

Se denunció que los afectados son los recién nacidos en este país que reciben subsidios de Medicaid o del seguro de salud. De acuerdo a ese documento del DHS, esto descalificaría al padre extranjero de recibir una residencia legal permanente (tarjeta verde).

Lo que está en limbo son los parámetros que utilizaría el DHS para negar estos beneficios migratorios sin que sea considerado una arbitrariedad y sea peleada en las Cortes.

Pero estas intenciones concretas del DHS causan alarma y preocupación en la comunidad inmigrante.

Univisión.com publicó esta semana los comentarios de varios abogados a los que les consultó el tema. Todos coincidieron en decir que se tiene que revisar en detalle “el reglamento de cada ayuda que un inmigrante vaya a solicitar en el camino a obtener, por ejemplo, la residencia”.

Ezequiel Hernández, abogado de inmigración que ejerce en Phoenix, Arizona, dijo a Univisión: “Muchas ayudas son legales, pero no hay que olvidar que quien no esté legalmente en Estados Unidos puede pedir beneficios públicos.Por ejemplo un turista o una persona en viaje de negocios con visa B1-B2 no puede pedir beneficios del gobierno. Es ilegal. Si se convierte en carga pública le afecta en cualquier trámite migratorio en el futuro, incluso pedir una nueva visa”, agregó.

Jaime Barrón, abogado de inmigración que ejerce en Dallas, Texas, dijo a su vez a Univisión: “Los extranjeros legalmente en Estados Unidos sí pueden pedir ciertos beneficios, pero estos sólo pueden ser gestionados para un hijo ciudadano estadounidense, no para ellos.Los beneficios públicos son exclusivamente para ciudadanos estadounidenses. Hay una larga lista de estas ayudas disponibles. Pero a partir de ahora, lo recomendable es revisar los reglamentos y determinar si es conveniente o no solicitarlo y que no afecte el estatus migratorio presente o evitar problemas en el futuro cuando pida, por ejemplo, la residencia”.

“Bajo el sistema actual, los funcionarios del gobierno federal están autorizados para negar la residencia a los inmigrantes que reciben beneficios sociales ‘en efectivo’, principalmente bajo Asistencia Temporal para Familias Necesitadas. También ayudas para ancianos y personas discapacitadas que reciben asistencia en efectivo bajo el programa de Seguridad de Ingreso Suplementario”.

 

También los créditos fiscales

De acuerdo al borrador publicado por The Washington Post, también se quiere penalizar a quienes han hecho uso del crédito tributario por ingreso de trabajo, un beneficio utilizado por millones de trabajadores estadounidenses y cuyo efecto es promover el empleo.

El plan original del DHS se conoció por primera vez en febrero tras una publicación del medio Vox. Un segundo borrador fue conocido por el Post en marzo y mostró que el gobierno buscará establecer reglas que perjudiquen las solicitudes de quienes tienen mal crédito, quienes no manejan el idioma inglés y hasta quienes tienen condiciones médicas que no puedan costear.

El segundo borrador mostró que el gobierno de Trump también busca asegurar que quienes obtienen visas o ‘greencards’ tengan altos niveles de educación, sepan inglés y sean saludables, entre otras cosas.

 

LO QUE DICE EL USCIS

Carga pública

Reglamento actual de determinación de carga pública publicado en la página web de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS).

 

“La inadmisibilidad basada en el criterio de carga pública se determina según la totalidad de circunstancias. Esto significa que el adjudicador debe considerar tanto los factores positivos como los negativos al determinar la probabilidad de que alguien se convierta en una carga pública”.

“Como mínimo, un funcionario de USCIS debe considerar los siguientes factores para hacer una determinación de carga pública: edad, salud, estatus familiar, activos, recursos, estatus financiero, educación y capacitación”.

“USCIS considerará si la persona tiene una gran probabilidad de depender del gobierno para su subsistencia, como podría comprobarse por medio de la ayuda pública en efectivo que reciba para incrementar su ingreso o la institucionalización para cuidado a largo plazo a costa del gobierno”.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us