Empresarios en la mira

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

ICE está investigando a todos.

Si usted tiene una empresa en Estados Unidos, la probabilidad de que reciba una inspección de agentes federales de inmigración ha aumentado.

La Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) ha intensificado las investigaciones rutinarias a los sitios de trabajo para asegurarse que no estén usando prácticas ilegales, como explotar a su personal, pagar salarios ilegales o emplear niños o individuos que no tengan permiso para trabajar legalmente en el país.

La agencia federal informó que, como ejemplo del intenso trabajo, duplicaron en solo seis meses el número de investigaciones con respecto al año fiscal previo.

Desde octubre del 2017 hasta el 4 de mayo, los agentes del Departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) iniciaron 3,510 inspecciones y realizaron 2,282 auditorías de la planilla I-9, usada para verificar la identidad y el permiso de empleo de los contratados.

En contraste, en el período fiscal de octubre del 2016 a septiembre del 2017, HSI inició 1,716 investigaciones, abrió 1,360 auditorías de la planilla I-9, sancionó penalmente a 139 personas y administrativamente a 172.

Durante ese año fiscal, las empresas sancionadas debieron pagar $97.6 millones en confiscaciones judiciales, multas y restitución, y $7.8 millones en multas civiles.

“Nuestra estrategia continúa enfocándose en el encausamiento criminal de empleadores que deliberadamente violan la ley y el uso de auditorías I-9, así como multas civiles para alentar el cumplimiento de la ley”, dijo el director ejecutivo interino de HSI, Derek Benner, en un comunicado de prensa.

Benner agregó que la nueva práctica busca proteger los trabajos de los ciudadanos estadounidenses y a quienes tienen el derecho legal de trabajar en el país. También “elimina las injustas ventajas competitivas de las empresas que contratan mano de obra ilegal y fortalece la seguridad pública y nacional”.

Según ICE, las empresas que vayan a ser investigadas recibirán una notificación de inspección. Luego, los empleadores tendrán un plazo de tres días hábiles para dar a los agentes federales los I-9 de la compañía.

Si se encuentran violaciones técnicas o de procedimiento, se les dará 10 días hábiles a los empleadores para corregir los problemas. Pero quienes hayan incumplido con la ley serán sancionados penal o administrativamente, de acuerdo con la notificación.

Por su parte, los trabajadores que no están autorizados a estar en Estados Unidos serán arrestados y posiblemente deportados.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us