El dolor de una madre

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La separaron de su hija en la frontera.

Maritza Flores llegó a Estados Unidos con la Caravana Migrante de Centroamérica junto a sus cuatro hijas… Ella y las menores pasaron pero su hija de 18 años quedó detenida. Telemundo Chicago la entrevistó en exclusiva.

La inmigrante salvadoreña contó a Telemundo Chicago con lágrimas en los ojos que no hay un día que no deja de llorar porque no sabe qué le puede pasar a su hija en el centro de reclusión de San Diego, California, donde está detenida.

La madre contó a la televisora que “yo no quería salir del centro de reclusión con las tres menores sin mi hija mayor, pero me obligaron bajo amenazas de mis menores hijas, y dijeron que son leyes y tenemos de cumplirlas”, contó.

La señora Flores ya lleva dos meses viviendo en Chicago refugiada en la casa de la activista Liz Ges que ha ofrecido patrocinar a la hija de Maritza Flores y está asesorada por un abogado para tratar de sacar a su hija de prisión.

Sin embargo, sigue recordando cada minutos los momentos amargos que pasó tras pasar la frontera estadounidense por la frontera de Tijuana y Baja California para pedir asilo.

“Nos llevaron a un centro de detención y los agentes nos trataban como animales, como personas que traíamos alguna bacteria. Nos trataban como algo que se puede infectar. A veces nos tiraban la comida al piso como si fuéramos animales en una jaula. Fue muy indignante”, le dijo a las cámaras de Telemundo Chicago.

Maritza pasó dos semas en custodia de ICE en California, tras liberarla le pusieron un monitor en su pie para controlar sus movimientos y los de sus hijas menores Marian de 16 años, Izcary (6) y Perla (3) respectivamente. Las dejaron con libertad condicional, pero la separaron de su hija Laura, la mayor de 18 años con quien hasta la fecha no ha podido reencontrarse.

Maritza recibió hace unos días una carta de su hija donde le dice que no entiende el mundo. “Mi hija me dice: ‘venimos huyendo de lamisma muerte en El Salvador para que venir a estar presa y en cualquier momento me digan que voy a ser deportada’, eso me rompe el corazón”, dijo Maritza.

La salvadoreña refugiada está en espera de su primera audiencia con un juez de inmigración y ICE no se pronunció sobre este caso pese al pedido de Telemundo Chicago.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us