Dentro de las 100 millas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

ACLU le recuerda sus derechos

Lo que puede hacer usted si oficiales de la Patrulla lo intervienen en lugares que están plenamente dentro de los Estados Unidos.

•Usted tiene derecho a permanecer en silencio o avisar al agente que solo responderá a las preguntas ante la presencia de un abogado, más allá de su ciudadanía o estatus migratorio. Si opta por permanecer en silencio, el agente probablemente lo interrogará por más tiempo, pero su silencio en sí no es suficiente motivo ni sospecha razonable para arrestarlo, detenerlo ni registrarlo a usted o a sus pertenencias.

•Por lo general, un agente de inmigración no puede detenerlo sin una «sospecha razonable». Si un agente lo detiene, usted puede preguntar la base por la cual tienen sospecha razonable y ellos deben decírsela.

•Un agente de inmigración tampoco puede registrarlo a usted ni a sus pertenencias sin una «causa probable» o sin su consentimiento. Si un agente le pregunta si puede registrar sus pertenencias, usted tiene derecho a negarse.

•Un agente de inmigración no puede arrestarlo sin «causa probable». Esto quiere decir que el agente debe contar con datos  sobre usted que hagan probable que usted esté cometiendo o haya cometido una violación de la ley de inmigración o ley federal.

•Su silencio por sí solo no cumple con ninguno de  estos estándares. El mero hecho de que usted sea de una raza o etnia determinadas tampoco constituye causa probable ni sospecha razonable.

•Si un agente le pide sus documentos y es un inmigrante sin documentos, puederechazar el pedido del agente. Es probable que el agente le haga más preguntas si rechaza algún pedido. No importa a qué categoría pertenezca, nunca entregue documentos falsos a los oficiales de inmigración.

•Las personas que han ingresado a los Estados Unidos sin la inspección de un oficial de inmigración podrán estar sujetas a la expulsión acelerada de los Estados Unidos. (Haber ingreso en los últimos 14 días).

 

CBP en autobuses y trenes

Por lo general, más de un agente aborda el autobús y hacen preguntas a los pasajeros sobre su estatus migratorio, piden a los pasajeros que les muestren sus documentos de inmigración o ambos. Usted no está obligado a contestar y simplemente puede decir que no desea hacerlo. Como siempre, tiene derecho a permanecer en silencio.

Si se niega a responder a las preguntas de CBP, el agente puede seguir con el interrogatorio. De ser así, usted debe preguntar si lo están deteniendo. Otra forma de preguntarlo es decir: «¿Soy libre para irme?» Si el agente realmente quiere detenerlo, es decir, si usted no es libre para irse, el agente necesita por lo menos tener una sospecha razonable  de que usted ha cometido una violación de las leyes sobre inmigración para tal fin.

 

CBP en puestos de control

En las carreteras principales hay puestos de control permanentes y en las  secundarias puestos de control tácticos. En estos puestos se pide a cada conductor que se detenga y se le pregunta sobre su estatus migratorio. Los agentes no necesitan ninguna sospecha para detenerlo y hacerle preguntas en un puesto de control legal, pero dichas preguntas deben ser breves y estar orientadas a verificar su estatus migratorio.También pueden inspeccionar su vehículo visualmente. Si se encuentra en un puesto de control de inmigración mientras conduce, nunca huya ya que eso constituye un delito grave.

Si usted es demorado en un puesto de control para que le realicen más que un breve interrogatorio, puede preguntar al agente si es libre de irse. Si le dice que no, necesita una sospecha razonable para continuar demorándolo. Usted puede preguntar a un agente la base de la sospecha razonable y este debe explicársela.

 

Patrullas ambulantes

Para estas operaciones, la Corte Suprema exige que CBP tenga sospecha razonable de que el conductor o los pasajeros en el vehículo que han detenido hayan violado la ley de inmigración o hayan cometido un delito federal. Si lo detienen, las preguntas del agente deben limitarse a la sospecha que han tenido para detenerlo y los agentes no deben prolongar la detención para hacerle preguntas irrelevantes para los fines de la detención. Cualquier arresto o detención prolongada requiere causa probable. Usted puede preguntar al agente su base de causa probable y este debe explicarle. En esta situación, tanto el conductor como los pasajeros tienen derecho a permanecer en silencio y a no responder a ninguna pregunta sobre su estatus migratorio.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us