De mal en peor

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Propietarios del condominio River Trails de Prospect Heights.

No sólo han perdido todo por el incendio de la semana pasada, sino que ahora quieren aprovecharse de su desgracia y los presionan a que vendan a precio regalado sus propiedades siniestradas.

POR EDUARDO ALEGRIA

Lo que parecía una reunión esperanzadora para recuperarse de la tragedia se convirtió en un encuentro de desilusión y frustración. Eso es lo que expresaron los propietarios del condominio RiverTrails de ProspectHeights luego que el lunes por la noche asistieron a una reunión convocada en el Centro de Recreación Gary Morava por el presidente del condominio Bob Levin y un representante de la aseguradora Farmers.

“En vez de darnos un aliento a nuestra tragedia, los que nos ha propuesto el presidente del condominio, sin ninguna vergüenza, es que le vendamos nuestras propiedades para que construya un edificio de apartamentos”, dijo indignado al final de la reunión Francisco Ruiz, un co-propietario.

“No nos gusta lo que nos están proponiendo, porque eso demuestra que se quieren aprovechar de nuestra desgracia y nuestra necesidad. Ellos saben que necesitamos un lugar donde vivir ahora mismo y poreso quieren presionarnos”, dijo Ruiz. “Nos dijo ‘¿quieren esperar dos años a que se reconstruya el condominio o quieren vender de una vez y comprar en otro sitio y solucionar su problema?’. Eso es indignante”, denunció.

A la reunión del lunes sólo pudieron entrar alrededor de 100 propietarios de condominios, pero no inquilinos ni los medios de comunicación. Y los inquilinos protestaron por el anuncio de que la reconstrucción del condominio tarde dos años o más. “La mayoría de las pólizas de inquilinos solo cubren 12 meses, no dos años, lo que significa que tendríamos que pagar el alquiler y también tendríamos que pagar las cuotas durante ese tiempo extra”, dijo Ruiz.

Se les informó que el trabajo de ingeniería, la contratación de un contratista y las aprobaciones de permisos de construcción tendrán un largo proceso. Al menos 70 hogares se enfrentan a un desplazamiento a largo plazo del incendio del 18 de julio que fue iniciado accidentalmente por un niño de 11 años jugando con un encendedor en una unidad del segundo piso.

El malestar es tal entre los propietarios e inquilinos que el jueves convocaron a una conferencia de prensa para exigir la renuncia de la junta directiva encabezada por Bob Levin.

Los daños causaron pérdidas calculadas en $4 millones en daños estructurales y $6 millones en daños al contenido del edificio, de acuerdo al informe del Distrito de Protección contra Incendios de ProspectHeights.

 

“Se quedó con la comida”

Esa noche la gente allí presente denunció que Leviny otros dos miembros de la junta de condominios cerraron un centro de recreación de RiverTrails el sábado y el domingo, y cambiaron las cerraduras, impidiendo que los residentes tengan acceso a los artículos donados.

“La gente está frustrada y enojada porque se ha colectado fondos monetarios comida y la administración no quiere dar el dinero y se queda con los víveres y comida que eran para los inquilinos y propietarios”, dijo una señora muy enojada que no quiso dar su nombre.

“Nosotros vimos que el dinero se le dio en las manos a los administradores del condominio, incluso algunas compañías donaron tarjetas de regalos (giftcards) de diversos montos, pero se lo han quedado” agregó la mujer.

“La gente se siente derrotada, impotente, con lágrimas en los ojos, porque tienen hijos, familia a la que no pueden proteger al no tener una casa donde dormir”, dijo el padre José Landaverde que llegó al lugar para solidarizarse con las víctimas.

Finalmente se anunció que van a insistir en pedir la renuncia de toda la junta directiva y nombrar una nueva con los propietarios directamente afectados.

 

 

PARA LAS VICTIMAS DEL INCENDIO

Sigue llegando ayuda

Los funcionarios de ProspectHeights anunciaron el lunes que la ropa y otros artículos ya no serán aceptados. Sin embargo, dijeron que otras opciones están disponibles para cualquier persona que todavía quiera ayudar a las víctimas de los incendios.

 

Mientras tanto, la ropa, los zapatos, los artículos de tocador y otros artículos siguen estando disponibles para las docenas de residentes que quedaron sin hogar junto al fuego. Se pueden recoger hasta el 9 de agosto en la iglesia Saint AlphonsusLiguori, 411 N. Wheeling Road en ProspectHeights, entre las 10 a.m. y las 2 p.m. De lunes a jueves, de 6 a 8 p.m., y de 10 a.m. hasta las 3 p.m. los sábados; hasta el 11 de agosto en Lakewood Chapel, 1307 E. Palatine Road en Arlington Heights, entre las 10 a.m. y las 8 p.m. De lunes a sábado; y hasta el 10 de agosto en CatholicCharities, 1717 Rand Road en Des Plaines, entre las 9 a.m. y las 4 p.m. De lunes a viernes.

Aunque la Asociación de Condominios RiverTrails estaba aceptando donaciones de artículos que no eran de vestimenta como pañales, las donaciones de ropa fueron redirigidas a CommunityThreads, 250 Rand Rd., Arlington Heights, el viernes pasado.

El gerente de CommunityThreads, John Picchiotti, dijo que el Distrito de Bomberos de ProspectHeights comenzó a recolectar donaciones de ropa hasta que se quedó sin espacio, momento en el cual los bomberos se acercaron a la tienda de segunda mano en busca de ayuda. Muchas bolsas de ropa reservadas específicamente para las víctimas de incendios de ProspectHeights llenaron la trastienda de la tienda. Los voluntarios ayudaron a cargar bolsas en un camión de la tienda a medida que aumentaban las donaciones. Picchiotti dijo que la generosidad de la comunidad es “increíble”.

Aunque no hubo un plan oficial para la distribución, el personal de la tienda de CommunityThreads describió un sistema de cupones que les permitiría a las víctimas del incendio recibir ropa gratis.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us