Mujer choca y mata a pareja de Waukegan

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Por culpa del alcohol

Letisia C. Delgadillo, 39 años y madre soltera de treshijos, ahora llora y está arrepentida, pero su imprudencia causó la muerte de dos personas de origen mexicano.

POR EDUARDO ALEGRIA

Esta tragedia en la que nuevamente el alcohol es el causante de la pérdida de vidas inocentes, comenzó a escribirse en la tarde del domingo pasado cuando Letisia C. Delgadillo de origen mexicano decidió irse a un bar de Waukegan a reunirse con amigas para tomar licor. Aún no se ha determinado si fue a celebrar algo o a matar sus penas con el alcohol, pero lo que sí es cierto es que imprudentemente cuando decidió irse a casa donde le esperaban sus tres hijos, se montó en su camioneta Chevy Trailblazer del 2004, a pesar de sentirse mareada… tenía el doble de alcohol permitido cuando la analizaron después del choque.

El accidente fatal ocurrió esa noche alrededor de las 8pm. José Socorro Arroyo-Zavala (42) y Laura Orozco Corona (41) de Moroleon, Guanajuato, México, se dirigían a sus casas a bordo del automóvil Honda Accord del 2000 manejado por José. Estaban parados en el cruce de Grand Ave. y Baldwin Ave. en Waukegan, y luego el auto emprendió la marcha cuando el semáforo cambió a luz verde… cuando en eso fueron chocados por la camioneta Chevy Trailblazer que conducía Letisia Delgadillo, quien se pasó la luz roja e iba a toda velocidad en dirección oeste por la Baldwin Ave.

Delgadillo le dijo a la policía que cuando llegó a la esquina del choque, ella aceleró para tratar de ganar la luz ambar del semáforo… el alcohol no le hizo darse cuenta que la luz ya había cambiado a rojo. Por eso el choque fue muy violento.

El impacto fue tan fuerte que el Honda Acoorddonde iban José y Lauraque trabajan y residen en Waukegan fue disparado unos 70 pies por el impacto contra una camioneta Ford Explorer del 2018. A su vez el Chevy Trailblazer conducido por Delgadillo –que también reside en Waukegan- rebotó y se estrelló contra la camioneta Chevy Tahoe de 2001.

Tras la colisión, algunas personas se acercaron al lugar del siniestro para auxiliar a los heridos al tiempo de llamar al 911. Del múltiple choque salieron ilesos los dos residentes de Gurnee que iban en el Ford Explorer del 2018 y las cuatro personas de Waukegan y North Chicago que iban en la camioneta Chevy Tahoe. La imprudente conductora del Chevy Trailblazer, Letisia Delgadillo, quedó con heridas leves y fue llevada a un hospital donde la dieron de alta al poco rato y quedó detenida por la policía.

No tuvieron la misma suerte José Arroyo-Zavala y Laura Orozco que iban a bordo del Honda Accord pues resultaron con heridas graves, por lo que la ambulancia los llevó a hospitalVista East Medical Center donde sólo se limitaron a certificar el fallecimiento de ambos. La autopsia practicada por el forense del condado de Lake, Dr. Howard Cooper,encontró múltiples lesiones traumáticas como la causa de la muerte en ambos casos.

El forense también aclaró la primera versión de la policía que decía que José Arroyo y Laura Orozco estaban casados. En un comunicado de prensa Cooper dijo que “no lo estaban, aunque estaban muy familiarizados”.

La imprudente conductora que estaba ebria al momento del choque ahora está acusada de un cargo de conducir bajo la influencia agravado porque resultó en la muerte de dos personas (un delito de Clase 2 que conlleva de tres a siete años de prisión); conducir bajo los efectos del alcohol (un delito menor de Clase A con una posible sentencia de hasta un año de cárcel); y la falta de ceder el paso a una señal de tráfico (una infracción de tráfico), de acuerdo con la Policía de Waukegan y la Oficina del Fiscal del Estado del Condado de Lake.

Ella está detenida en la cárcel del condado de Lake y le han fijado una fianza de $1 millón. Hoy viernes 31 de agosto deberá regresar al Lake County Circuit Court.

En la audiencia de la fianza del martes, Delgadillo no habló sobre su falta pero no paró de llorar en todo momento mostrándose arrepentida de su imprudencia, mientras escuchaba todos los cargos en su contra que hacía la Fiscal Adjunta Estatal, Kathleen Laughlin. Tampoco dijo nada cuando el juez Paul Novak,  fijó su  fianza.

Su abogado de oficio le dijo al juez que Delgadillo ha vivido en la zona de Waukegan la mayor parte de su vida y es madre soltera con tres hijos, incluido un niño de 13 años que “depende de ella”.

 

DE PARTE DE FAMILIARES Y AMIGAS

El dolor del pésame

En las redes sociales se lamentó la desaparición de Laura Orozco.

Laura Orozco tiene un portal en la página de Facebook en donde dice que es asesora de productos de belleza y en su perfil personal menciona como personas parientes de ella a Aurelio Tapia como su hijo, y a Diana Tapia como su hija.

También figura su sobrina Andrea Bo, quien el miércoles en su perfil puso una foto de su tía Laura con un pastel celebrando aparentemente el cumpleaños de Laura Orozco con una leyenda que dice: “Te quiero siempre”.

Igualmente Susana Bernal, una de sus amigas que vive en Waukegan, publicó una foto con ella (la que está sentada tomando el pastel) y escribió en su perfil de Facebook lo siguiente: “Siempre t recordare amiguita tu m pegaste a eso de decir tu camote y recuerda k m debes mi tanga de chorizo tus cactus k te gustaban y siempre m decías amiguita me gustan no se x k”.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us