Solís era informante del FBI

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Grabó por meses al Concejal Ed Burke.

El ambiente político de Chicago ha sido sacudido tras conocerse que l Concejal Daniel Solís colaboraba con el FBI para desenmascarar a su colega Edward M. Burke de actos de corrupción.

¿Por qué lo hizo? Es lo que se pregunta muchos. Lo cierto es que, como dice el reporte del Chicago Sun Times, “cuando los agentes del FBI allanaron las oficinas del Ayuntamiento de Ald. Edward M. Burke, el 29 de noviembre, buscaban una amplia gama de documentos que muestran que el alcance de su investigación sobre Burke fue más amplio de lo que se sabía anteriormente, según indican los registros”.

Hoy, gracias a la colaboración de Solís, Burke se enfrenta a un cargo por intento de extorsión por supuestamente tratar de sacudir a un dueño de una franquicia de Burger King para negocios de su firma de abogados privada, mientras que la compañía necesitaba permisos de la ciudad para un restaurante en el distrito 14 de Burke.

Según el reporte del Times, “los agentes del FBI también estaban buscando registros que mostraran si Burke intercambió votos en el Concejo Municipal para obtener negocios para su firma de abogados, Klafter&Burke, que maneja las apelaciones de impuestos a la propiedad para muchas compañías que hacen negocios con el Ayuntamiento”.

“Los agentes también querían documentos que mostraran si Burke, el concejal de mayor antigüedad en Chicago, estaba tratando de obtener empleos de patrocinio u otro trabajo o beneficios para sus asociados personales, de acuerdo con una copia del archivo adjunto de cinco páginas de la orden de búsqueda publicada la noche del miércoles por el Comité de Hacienda del Ayuntamiento”, dice la nota periodística.

El reportaje sostiene que el documento indica que los federales estaban interesados ​​no solo en lo que Burke hizo como concejal sino también en las acciones que tomó específicamente como el poderoso jefe del Comité de Finanzas del Concejo Municipal. Burke renunció a ese cargo a principios de este mes.

“En un movimiento inusual, los agentes se refieren en el archivo adjunto a ocho personas solo por letras del alfabeto, junto con 14 “entidades”, también identificadas solo por letras. Los agentes federales que buscaban en las oficinas del Ayuntamiento de Burke sabían, por supuesto, qué entidades o individuos representaban las diferentes letras, pero querían mantenerlos en secreto para Burke y sus asociados”, agrega la nota.

Luego agrega que “no está claro si la orden de registro buscó algún documento relacionado con los propietarios de Burger King, cuyas interacciones con Burke fueron capturadas por agentes del FBI que tenían una orden judicial para espiar el teléfono celular de Burke durante al menos 18 meses”.

Entre los elementos buscados por la orden de registro se encontraban todos los “documentos o comunicaciones” que mostraban “acuerdos para compensar a cualquier parte por negocios o ingresos realizados por Klafter&Burke. . . incluyendo, pero no limitado a, acuerdos sobre tarifas de referencia, división de tarifas, acuerdos de reparto de tarifas y consultoría ”. El adjunto también solicitó cualquier documento que muestre el“ uso de propiedades y personal de la ciudad de Chicago para llevar a cabo o hacer avanzar el negocio. de su bufete de abogados.

TheSun-Times informó anteriormente que el concejal ordenó a una empleada del Comité de Finanzas, Meaghan Cleary Synowiecki, sobrina de la esposa de Burke, juez de la Corte Suprema de Illinois, Anne Burke, que averiguara el nombre de la firma de abogados que los propietarios de Burger King usaba para apelar sus impuestos a la propiedad, muestran los registros. Su esposo, Michael Synowiecki, es un cabildero que representa a varios contratistas del Ayuntamiento que han usado la firma de abogados de Burke para apelar sus impuestos.

El Sun Times dice en su reportaje que “el Comité de Finanzas también publicó un inventario manuscrito del FBI que muestra las unidades de captura, computadoras, documentos incautados por el gobierno federal sobre los proyectos de financiamiento de incremento de impuestos, la correspondencia de su despacho de abogados, un Rolodex, registros sobre la renovación de la antigua oficina de correos, una tarjeta de presentación del propietario de la compañía de camiones Perry Mandera, quien también es dueño de un dispensario de marihuana y recientemente vendió su bar en topless llamado VIP Gentlemen’s Club, y una carpeta con el abogado Brian Hynes. Hynes es un socio cercano de Ald. Daniel Solis, quien grabó en secreto conversaciones con Burke durante los últimos dos años”.

El reportaje concluye diciendo que “el FBI devolvió las computadoras y las unidades de memoria USB el día después de la redada de noviembre”.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us