Cortan cabezas en el DCFS

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Por la muerte de Andrew “AJ” Freund.

El nuevo director se cura en salud antes de ser interrogado por el Comité de Adopción y Bienestar Infantil de la Cámara de Representantes.

Marc D. Smith es el nuevo director del Departamento de Servicios a Niños y Familias de Illinois (DCFS), y antes de ser cuestionado por los congresistas estatales hoy 3 de mayo, ha ordenado suspender a dos trabajadores de su agencia que estaban directamente involucrados en el caso del niño Andrew Freund, quien fue muerto a golpes por sus padres tras recibir maltratos por largo tiempo.

El escándalo lo ha salpicado porque se ha descubierto que su agencia tenía conocimiento de los abusos que sufría el menor, pero no hizo nada por quitarle la custodia a sus padres, pese a notables evidencias.

De acuerdo a los documentos revelados en las investigaciones se indica que ocurrió un episodio días antes de la Navidad de 2018 cuando un médico del Condado de McHenry descubrió que el niño un gran moretón en la cadera derecha. Cuando le preguntó a AJ, cómo se lo había hecho, la madre se apresuró a decir que el perro de la familia, una boxer de 60 libras llamada Lucy, le causó la lesión cuando saltó sobre él.

El médico sospechó de la repentina de la explicación de la madre y llevó a AJ a un lugar privado y le preguntó qué es lo que le había sucedido. El niño respondió: “tal vez alguien me pegó con un cinturón.Tal vez mamá no quiso lastimarme”.

Pese a que esta alarmante respuesta quedó en los registros oficiales, nadie en el departamento de DCFS hizo algo para investigar y por el contrario los trabajadores que manejaban el caso determinaron que no había pruebas creíbles para respaldar a AJ.

Los documentos revelados por las autoridades también dieron a conocer otra queja similar nueve meses antes… y de igual modo se consideró infundada.

Los maltratos evidentes indicaban que los padres del menor eran un peligro para la seguridad de los dos hijos de la pareja y lo cual lamentablemente fue comprobado la semana pasada cuando esos maltratos le quitaron la vida al niño.

De acuerdo a los fiscales que le han presentado cinco cargos de asesinato a los padres de AJ, Andrew Freund Sr. y Jo Ann Cunningham, éstos lo mataron tras obligaral niño a pararse en una ducha fría y como éste se resistía, lo golpearon hasta causarle la muerte en su casa en el suburbio de Crystal Lake.

 

Los sancionados

Ante semejante escándalo el nuevo director del Departamento de Servicios a Niños y Familias, Marc D. Smith, ha suspendido a emitido un comunicado en el que informa que “tanto el trabajador social como el supervisor responsable de este caso fueron asignados a tareas administrativas. DCFS también revisará todos los casos que han sido manejados por estos dos empleados”.

El portavoz de DCFS, Jassen Strokosch, se negó a identificar a los empleados.

Sin embargo, es posible que se conozcan más detalles de las negligencias del DCFS tras la presentación hoy viernes de Smith al comité de asignaciones de la Cámara de Representantes que examina las solicitudes de presupuesto de varias agencias.

Quien ya ha adelantado opinión sobre el interrogatorio de este caso a Smith, es la representante Sara Feigenholtz, la demócrata que dirige el Comité de Adopción y Bienestar Infantil de la Cámara de Representantes, dijo ha dicho que “por supuesto que Smith será interrogado sobre la acción de su agencia y no sólo por el caso de AJ, sino por las muertes desde febrero de otros dos niños bajo la vigilancia del DCFS”.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us