Extraño acuerdo salarial

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Para el Director de Parques de Arlington Heights.

Se fue seis meses de licencia pagada, regresó y ahora lo despiden con un cheque de $95,000-que equivale a seis meses de su salario-, seis meses de seguro de salud pagadas y 95 horas de vacaciones no usadas.

La comunidad todavía se sigue preguntando por qué el ex director de parques de Arlington Heights, Rick Hanetho, ha tenido este trato tan preferencial para convencerlo de que renuncie a su puesto.    El pago de la separación representa el final formal de la permanencia de Hanetho, cuya junta de comisionados lo contrató como director ejecutivo en junio de 2016.

Ha trascendido que el acuerdo se firmó el 9 de abril, y por supuesto Hanetho se ha ido muy contento, mientras en ese suburbio la comunidad se sigue preguntando el misterio de su partida y ese extraño permiso que le dieron para ausentarse del cargo en octubre pasado.

Pese a que se exige respuestas, la junta del Distrito de Parques y los abogados del distrito se niegan a explicar por qué se fue Hanetho, o incluso si todavía se le estaba pagando mientras estaba fuera de servicio. El abogado de Hanetho por supuesto tampoco hizo comentarios.

Hasta el momento, según ha informado la prensa, El Distrito de Parques ha negado una solicitud de la Ley de libertad de información de documentos para poder saber si Hanetho tomó vacaciones o días de enfermedad, o estaba en licencia pagada o no pagada desde octubre de 2018.

¿El argumento para negar la publicación de la verdad? Que esa solicitud constituye «una invasión claramente injustificada de su privacidad personal que supera cualquier legítimo interés público en obtener la información».

Los medios han publicado la única explicación que dio la presidenta de la junta del Distrito de Parques, Maryfran Leno: que Hanetho solicitó un permiso para ausentarse de su trabajo a mediados o finales de octubre a través del departamento de finanzas y personal de esa entidad.

Otro detalle que ha sido publicado por la prensa, es que el 13 de noviembre, la junta del Distrito de Parques le envió a Hanetho una carta en la que objetaba la provisión de transferencia automática en su contrato de trabajo, que le permitía extensiones automáticas anuales a menos que interviniera La Junta. Según esa carta, el contrato de Hanetho expiraba el 7 de junio de 2021.

La presidenta Leno informó hace poco que ellos, La Junta, han discutido durante meses la posibilidad de eliminar esa cláusula del acuerdo de empleo, creyendo que no estaba en los «mejores intereses» del distrito del parque. La acción de la junta directiva, dijo, no tenía nada que ver con Hanetho específicamente o con el permiso de ausencia que acababa de tomar.

Lo cierto es que para «evitar controversias, litigios, costos, honorarios legales y inconvenientes», se optó por pagarle para que se vaya.

No sólo eso, se informó que Hanetho aún recibe seis meses más de primas de seguro de salud pagadas en su nombre. También tiene derecho a que se le pague por sus 94.5 horas de vacaciones no utilizadas.

Hanetho no tiene días de enfermedad disponibles, pero incluso si lo tuviera, no sería elegible para que le pagaran por ellos, dijeron los funcionarios.

Leno dijo que los abogados del distrito de parques también determinaron que el acuerdo de separación no se ajusta al mismo criterio de una nueva ley estatal que limita la indemnización por despido de un empleado público a punto de ser despedido a cinco meses de salario.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us