En la explosión de Waukegan ayudó a salvar a otros

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Jeff Cummings, el héroe.

Tras la tragedia en la planta de siliconas, sale a luz la historia de un hombre que en vez de ponerse a salvo pierde la vida en su intención de salvar la de sus compañeros.

 

POR EDUARDO ALEGRIA

 

No se ha determinado aún las causas del siniestro que causó la muerte de cuatro personas, siguen en investigación, pero lo que sí se ha determinado es que la acción de Jeff Cummings fue la que evitó que murieran los nueve trabajadores que esa noche estaban en planta química AB Specialty Silicones.

Los sobrevivientes coinciden en señalar que Cummings murió por ayudar a salvar a otros. Los amigos de una de las víctimas de la explosión de la planta de Waukegan, Illinois están hablando sobre cómo ayudó a otros.

Jeff Cummings, de 57 años, de Kenosha, murió junto con Allen Stevens, de 29 años, de Paddock Lake y Byron Biehn, de 53 años, de Brighton. Todos ellos son del condado de Kenosha. La cuarta víctima cuyo cadáver fue rescatado el miércoles aún no fue revelada su identidad al cierre de esta edición.

Quienes conocen a Cummings dicen que el entusiasta aficionado a las motocicletas era capaz de hacer cualquier cosa por ayudar a cualquier persona, por eso no les extraña que en vez de ponerse a salvo en la planta química bajo riesgo de explotar, regresara para ayudar a sus compañeros a salvarse… sin llegar a tener tiempo para salvarse él mismo pues la explosión ocurrió cuando estaba dentro tratando de sacar a meas trabajadores.

Esta semana se publicó la versión de Donnie Paulsen, quien conoce a Cummings desde hace 16 años. Los dos eran parte del Club de Motocicletas Patriots en Kenosha. Paulsen también es un oficial de policía de Waukegan y tuvo la penosa tarea de trabajar tratando de ayudar en la explosión.

“Llegué y su camioneta aún estaba en la escena y escuché que estaba desaparecido”, dijo Paulsen. No podía creer que el hombre al que llamaba hermano pudiera haberse ido.”Estoy pensando que todavía hay alguien ahí”, dijo Paulsen.

Pasaron dos días antes de que Cummings fuera encontrado muerto.

Paulsen y sus amigos no se sorprendieron cuando se enteraron de que Cummings era una de las personas que había regresado a la planta a sacar a la gente antes de que explotara.

“Jeff fue una de las personas que regresaron al edificio”, dijo su amigo GuyTappa. “Ellos están llamando a Jeff un héroe, él los es”.”Este es el tipo que te daría su camisa si la necesitas”, dijo Paulsen. “No solo te daría su camisa, él te daría sus pantalones, zapatos, tenis, calcetines. Lo que sea que necesites”.

La familia de Cummings no quiso declarar a la prensa hasta ahora, pero agradecieron a todos los primeros respondedores que ayudaron, incluidos los departamentos de policía y bomberos de Waukegan.

 

¿Negligencia?

Se está investigando lo sucedido el viernes 3 de mayo a las 9 y 30 de la noche cuando ocurrió al mortal explosión, pero ha trascendido que los gerentes de AB Specialty Silicones se dieron cuenta que algo muy grave estaba por ocurrir y por eso al sentí que algo iba mal en la planta química, empezar a evacuar a los empleados momentos antes de una explosión mortal el viernes por la noche, dijo el lunes un oficial de bomberos.

“Tuvimos nueve personas en un edificio que está totalmente destruido”, dijo el lunes el jefe de bomberos de Waukegan, Steve Lenzi, mientras se encontraba frente a las ruinas de las instalaciones de AB Specialty Silicones. “Tuvimos cinco personas que sobrevivieron a una explosión masiva. Hubo héroes involucrados que pusieron a estas personas a salvo”.

Lenzi dijo que no está claro si los que se quedaron para ayudar a evacuar a sus compañeros de trabajo se encontraban entre los tres muertos confirmados en la explosión o la cuarta persona que sigue desaparecida dentro de la fábrica destruida en 3790 Sunset Ave., en el lado noroeste de la ciudad.

Los equipos de recuperación volvieron a la escena el lunes temprano, cavando entre los restos de la persona desaparecida. Lenzi dijo que debido a los riesgos involucrados y la necesidad de preservar la evidencia, los equipos están trabajando “de manera lenta, metódica y segura”.

“Estamos moviendo sistemáticamente pieza por pieza”, dijo.

Un equipo de cuatro miembros de especialistas está liderando la búsqueda, junto con tres o cuatro bomberos, dijo Lenzi. Hasta el lunes por la tarde, se había examinado alrededor del 75 por ciento del área donde se estaba concentrando la búsqueda.

 

¿Qué pasó?

Aunque la causa exacta de la explosión sigue sin determinarse, Lenzi dijo que no hay evidencia de juego sucio. Una determinación final tomará entre una semana y un mes.

“Algo en el proceso salió mal”, dijo, describiendo la mezcla de productos químicos como algo que sucede constantemente en las instalaciones. “Hubo algo que se estaba acumulando en uno de los procesos que luego salió mal”.

Los informes iniciales de los testigos indican que los trabajadores se dieron cuenta de una posible amenaza y estaban evacuando cuando la explosión estalló en las instalaciones, dijo Lenzi. La explosión ocurrió antes del incendio en la planta.

 

Las víctimas

Byron Biehn, de 53 años, de Union Grove, Wisconsin, era un supervisor de producción de segundo turno que había estado con AB Specialty Silicones durante nueve años, y era propietario de la compañía;

Jeff Cummings, de 57 años, de Kenosha, fue el supervisor de producción del tercer turno que había pasado siete años en la compañía;

Allen Stevens, de 29 años, de Paddock Lake, Wisconsin, fue el segundo operador químico de turnos que había estado en la empresa durante dos años y también era propietario.

Daniel Nicklas, de 24 años, de Beach Park, era un químico de control de calidad y había estado con AB Specialty Silicones durante ocho meses. Fue la cuarta víctima identificada la noche del miércoles.

Tras ocurrido el siniestro, la primera víctima identificada fue Allen Stevens quien murió alrededor de las 11:50 a.m. del sábado en la clínica Loyola University Medical Center en Maywood, según informó la oficina del médico forense del condado de Cook.

La segunda víctima, Jeff Cummings,fue encontrada en la planta el sábado por la mañana, y los rescatistas pasaron unas dos horas el domingo recuperando el cuerpo del tercer fallecido, Byron Biehn, dijeron las autoridades.

La Junta de Seguridad Química, una agencia federal independiente encargada de investigar accidentes químicos graves, anunció el domingo que enviará un equipo a Waukegan para investigar la explosión. Y la Agencia de Protección Ambiental estuvo en escena el fin de semana, dijo Lenzi.

La explosión del 3 de mayo ocurrió alrededor de las 9:30 p.m. y destripó la estructura de AB Specialty. Según los bomberos de Waukegan, al menos otros cinco edificios en el área fueron dañados por la explosión, con un daño total estimado en más de $ 1 millón.

Los ejecutivos de la compañía han informado que se están discutido planes para reabrir la fábrica AB Specialty Silicones en Waukegan.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us