Piden al Sheriff que no use base de datos de pandillas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Hispanos de suburbios los más afectados.

Activistas interrogaron al Departamento del Sheriff durante una audiencia pública obligatoria.

Allí estuvieron en primera fila los representantes de organizaciones y personas de base comunitaria de todo el condado, como los miembros del Consejo Vecinal de Brighton Park, Comunidades Organizadas contra las Deportaciones, Proyecto de Acción Suburbana Oeste de PASO, Enlace, Unión Latina de Chicago, Consejo Judío para Asuntos Urbanos, Grassroots Collaborative, MacArthur Justice Center, y otros.

El martes, los defensores prácticamente tomaron el control de la audiencia pública de la Junta de Comisionados del Condado de Cook porque esa base de datos de pandillas del Sheriff afecta a 26,144 personas en Illinois y en 31 estados. En los suburbios de Chicago afecta principalmente a la comunidad hispana.

Como se recuerda, en febrero, los miembros de la campaña para borrar la base de datos de pandillas del condado de Cook aprobaron una ordenanza para evitar que el Departamento del Sheriff utilice o cree cualquier nueva base de datos de pandillas para criminalizar a las comunidades. Como parte del objetivo de la campaña de responsabilizar al Departamento del Sheriff por el uso de la Base de datos de inteligencia de pandillas regional (RGID), la ordenanza también establece una audiencia pública obligatoria para su uso.

«Todos los días mi vida y las vidas de miles de personas en toda la ciudad y el condado están en riesgo de acoso y discriminación de la policía porque nuestros nombres se agregaron a estas bases de datos de pandillas secretas», explicó Jesús Salazar, organizador comunitario de Enlace Chicago. «Nos merecemos las respuestas directamente de las personas responsables de supervisar la implementación de una herramienta que ha terminado en un daño y un estrés inconmensurables en nuestras comunidades».

Aunque la base de datos de pandillas del condado se retiró del servicio en enero, durante meses las organizaciones comunitarias continuaron exponiendo el alcance de la base de datos de pandillas del condado. Un informe publicado el mes pasado, concluyó que la base de datos de pandillas incluye los nombres de 26,144 personas que supuestamente están involucradas con pandillas. Al igual que la base de datos de pandillas de Chicago, este conjunto de datos no se ha confirmado de forma independiente, contiene una serie de errores y, hasta hace poco, se compartió con más de 350 agencias locales y federales.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us