Congoja en Chicago por muerte de Don Pancho

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Asaltantes lo meten a cajuela de su auto.

Estaba maniatado junto a su esposa, pero antes de morir por falta de aire, pateó el asiento trasero del auto y permitió a su esposa arrastrarse al asiento y salvar de morir.

Dos hombres encapuchados, posiblemente conocidos de las víctimas, irrumpieron en la vivienda de los ancianos ubicada en la cuadra 26000 S. Klemme Road del suburbio de Crete, el pasado domingo por la noche. Tras ser reducirlos con amenazas de muerte, los ataron y metieron a ambos en la cajuela del auto Chevy Impala de la pareja. Luego los hombres procedieron a robar las pertenencias de los propietarios del conocido supermercado “La Raza” ubicado en el Barrio de las Empacadoras, en el sur de Chicago.

Lo que no iba a ser más que un susto y la pérdida de las pertenencias de valor que había en su casa, se convirtió en una tragedia porque Francisco “Don Pancho” Aranda, de 63 años, murió dentro de la cajuela de su auto por falta de aire.

El presunto robo residencial acabó en homicidio y ahora la policía está tratando de encontrar a los asaltantes que causaron su muerte.

Lo que destacan los oficiales de la policía es que el conocido comerciante de Chicago pudo haberle salvado la vida a su esposa durante el violento robo residencial porque al patear el asiento trasero permitió que se moviera lo suficiente como para que su esposa, aún atada de las manos, pudiera arrastrarse hasta el asiento y tomar aire suficiente para no morir asfixiada como su esposo.

Ella contó a la policía que su esposo comenzó a respirar de forma errática antes de desmayarse. Don Pancho fue encontrado sin vida el lunes por la mañana dentro de la cajuela de su auto Chevy Impala y a su esposa de 59 años, atada de manos y con muchos moretones en el asiento posterior del vehículo.

La policía fue alertada el lunes por la mañana por un pariente que reportó que la pareja no contestaba sus teléfonos y que no habían ido a trabajar. Los agentes policiales fueron hasta la vivienda en la cuadra 26000 S. Klemme Road, eso de las 10:25 a.m., y encontraron a la pareja en el auto.

En el Barrio de las Empacadoras Don Francisco Aranda era muy conocido porque ya tenía 40 años en el lugar desde abrió su popular “Supermercado La Raza”.

Los vecinos han quedado anonadados con la noticia y muy entristecidos. Algunos como Berto Aguayo, líder comunitario del vecindario, escribió su perfil de Facebook,  “mi corazón está tan lleno de tristeza. Un ángel fue arrancado de nuestra comunidad … Cada vez que entraba a la tienda, Don Pancho siempre estaba allí para saludarte con una sonrisa y una broma ingeniosa “.

“Don Pancho era más que un simple empresario, era un líder comunitario querido en Back of the Yards que, sin saberlo, ayudó a miles de personas…” dijo Aguayo.

Según la oficina del forense, los resultados de una autopsia no pudieron de inmediato determinar con exactitud la causa de la muerte de Aranda ya que su cuerpo no mostraba heridas visibles.

El alguacil del Condado Will cree que el ataque fue dirigido directamente a la pareja por lo que consideran que el resto de los vecinos no corren peligro. Y las autoridades continúan investigando y levantando evidencia que ayude a encontrar a los responsables.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us