19 de Abril del 2024

Lucha por Suyapa y su hijo

Fue trasladada México a espera de su audiencia de asilo.

LULAC de Waukegan trató de evitarlo y no pudo. Suyapa Landero (45) y su hijo Joshua (7) que sufre de diabetes y disfunción renal fueron detenidos en la frontera y estaban recluidos en centro de San Diego California. Ahora están en Tijuana.

La madre hondureña y su hijo enfermo ahora esperan la audiencia para ver su pedido de asilo, pero no se sabe cuándo será y qué pasará con el niño que requiere atención médica, razón por la que Suyapa se arriesgó a venir a los Estados Unidos.

El caso salió a luz porque María Landero, hermana de Suyapa y residente de Waukegan, recurrió a Julie Contreras, comisionada nacional de asuntos de inmigración de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), en Waukegan, para ayudarla. Contrearas hizo una vigilia y convocó a la prensa para denunciar el caso y pedir que dejen venir a Waukegan a Suyapa.

Eso ocurrió el lunes, pero el martes por la noche Suyapa ya había sido trasladada a Tijuana, México, a la custodia de funcionarios mexicanos al puerto de entrada de San Ysidro bajo Protocolos de Protección Migratorios (MPP). Previamente ella y su hijo fueron tomados en custodia por autoridades de inmigración en el sector del Río Bravo el 10 de julio.

Suyapa Landero, originaria de Juticalpa, Honduras, llegó al país con su hijo Joshua en busca de atención médica para el menor.

El martes en Chicago unidos en oración en las afueras de LULAC en Waukegan, Julie Contreras y la María Landero realizaron una vigilia para pedir por su liberación. Suyapa y su hijo estaban en custodia desde el 8 de julio y denunciaron que, en numerosas ocasiones, la madre de Joshua solicitó asistencia médica para su hijo que padece diabetes y disfunción renal. No se brindó asistencia médica a un niño hasta el 15 de julio de 2019 después de que LULAC identificó la crisis en el CBP de los EE. UU. En San Diego, California.

Una portavoz de la Patrulla Fronteriza (CBP), confirmó que el 15 de julio el niño recibió atención médica tras pedido de su madre de que tenía baja de azúcar en la sangre, pero que los médicos de CBP no identificaron ninguna enfermedad pero como medida de precaución trasladaron a madre e hijo a un hospital local donde se sometió a otra evaluación médica. Los médicos, de acuerdo a CBP no identificaron ninguna condición médica en el niño.

Tras el traslado a Tijuana de la madre hondureña y su hijo, Julie Contreras anunció que van a insistir en el pedido de que dejen entrar al país a ambos porque se trata de un caso humanitario. Informó que representantes de LULAC van a viajar a México para ayudar a Suyapa a obtener el ansiado asilo humanitario.

 

Ultima edición
Seguidores
20,000 Fans
20,000 Followers
20,000 Suscriptores

-ANUNCIANTE-

-ANUNCIANTE-
-ANUNCIANTE-
Diseñada por DiloDigital - Todos los derechos reservados
dropsuncloudchevron-down