No al odio

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Clamor nacional tras masacres de El Paso y Dayton.

En 2018, los crímenes de odio aumentaron un 9% en 30 ciudades de Estados Unidos, según el Centro para el Estudio del Odio y el Extremismo (CSHE) de la Universidad de California, en Santa Bárbara.

 

Las estadísticas son de miedo. Este es el quinto repunte consecutivo y el más fuerte desde 2015. Las personas más atacadas son negros, judíos y LGBTQI. Los autores de los ataques son, por lo general, “supremacistas” de derecha.

Estados Unidos ha sufrido ya 251 tiroteos masivos, según datos de la ONG Gun Violence Archive, que los califica así cuando hay al menos cuatro víctimas. Hasta ahora, Estados Unidos ocupa el primer lugar con 251 tiroteos, seguido por México con 3 y Brasil, Canadá y los Países bajos con 1 tiroteo.

“Los crímenes de odio en Estados Unidos contra la población migrante, especialmente mexicanos, centroamericanos y afroamericanos, se ha incrementado en casi 19 por ciento en lo que va de la administración del presidente Donald Trump”, denunció a su turno la especialista en temas migratorios, Eunice Rendón.           Dijo que en 2018 las agresiones armadas de todo tipo en Estados Unidos estuvieron cerca de los 360, es decir, prácticamente uno diario en promedio, aunque en lo que va de este año el porcentaje ha alcanzado la cantidad de 1.6 diarios.

 

El odio no para

De acuerdo a SafeHome.org, la tasa de delitos de odio cambió en un -24% entre 2013 y 2017, según el estudio. Durante este tiempo, los crímenes de odio aumentaron a nivel nacional en un 22% con 8.500 casos denunciados a la policía. La animosidad racial es la causa más común de incidentes, representando el 60% de todos los delitos de prejuicio único, seguido de la religión con el 21% y la orientación sexual con el 16%.

Ojo a los hallazgos nacionales de esta organización:

• El 51% de los delincuentes eran caucásicos, el 83% tenía 18 años o más.

• Los afroamericanos fueron el grupo racial más objetivo que representa casi el 50% de todos los incidentes relacionados con la raza.

• Los judíos fueron el grupo religioso más objetivo, representando el 58% de todos los incidentes religiosos, seguidos por los musulmanes con el 19%.

• Los 5 estados principales con el mayor aumento de los delitos de odio: Wyoming, Georgia, Vermont, Delaware y el Distrito de Columbia.

• Las 5 ciudades principales con el mayor aumento de los delitos de odio: Eugene, Phoenix, Seattle, Cincinnati y Filadelfia.

 

Víctimas

La animosidad racial es, con mucho, la inspiración más común entre los incidentes de sesgo único, y representa casi el 60% de todos los delitos de sesgo único. El siguiente sesgo más común es la religión, que representó aproximadamente 1 de cada 5 delitos de odio.

 

Raza

Entre los atacados por su raza u origen étnico, los afroamericanos fueron de lejos los más propensos a ser víctimas. De hecho, los afroamericanos fueron el grupo individual más frecuentemente atacado entre todos los grupos, con incidentes relacionados con víctimas negras que representan casi el 30% de todos los delitos.

 

Religión

Los judíos son el grupo religioso al que se ataca con mayor frecuencia, y representan aproximadamente el 12% de todos los incidentes de prejuicio único, pero el 40% de los delitos de odio relacionados con la religión.

 

Orientación sexual e identidad de género

Representando un 18% combinado de incidentes, los delitos basados ​​en la orientación sexual y / o la expresión de género fueron el tercer tipo más común de delitos motivados por prejuicios, y los hombres homosexuales fueron los objetivos más frecuentes en todo el grupo.

 

Los perpetradores

Alrededor del 88% de los incidentes involucraron perpetradores que fueron identificados al menos parcialmente, lo que significa que algunos aspectos sobre ellos eran conocidos por las víctimas o testigos. Más de la mitad de los delincuentes conocidos en 2017 eran blancos, aunque es importante tener en cuenta que casi 1 de cada 5 delincuentes conocidos eran de una raza desconocida.

 

DENUNCIE EL CRIMEN

Si cree que ha sido víctima de un delito de odio llame al 911 ó al 312.744.4874.

Es imperativo que le diga a la policía por qué siente que el odio fue un factor motivador en el crimen para que se agreguen los cargos adicionales de delitos graves por delitos de odio.

La CCHR, junto con la Unidad de Derechos Civiles del Departamento de Policía de Chicago y la Oficina de la Fiscalia del Condado de Cook, brinda apoyo a las victimas de crimenes de odio. El personal de CCHR y los voluntarios de la comunidad están disponibles para acompañar a las victimas a audiencias judiciales, para visitar a victimas de crímenes de odio y para proporcionar referencias para servicios de apoyo. También se le puede recomendar a agencias que ofrecen asistencia legal pro bono (gratuita) para demandar a aquellos que cometen crímenes de odio en los tribunales civiles por daños y perjuicios, al igual que por lesiones psicológicas y físicas.

 

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us