3 de Marzo del 2024

Novedades en inmigración

Citatorios con fecha falsa y aumento de tarifas.

Advierten de maniobra para perjudicar a indocumentados y planes para subir drásticamente los costos de las apelaciones.

Abogados de inmigración están advirtiendo que la Oficina de Inmigración está enviando citatorios para las cortes de inmigración con fechas falsas.

Los abogados dicen que USCIS o ICE emiten citatorios con fechas falsas a personas a quienes le han negado la residencia o la ciudadanía. Pero hasta junio del 2018, el USCIS enviaba las notificaciones de presentación sin fecha, porque el objetivo de programar los casos era responsabilidad de tribunales locales posteriormente. Ese documento se limitaba a informar que le hora y lugar de la cita “se determinaría posteriormente”, algo que con frecuencia ocurría años después.

La razón por la que el USCIS envía los citatorios es porque es el documento oficial que convierte en deportable a un extranjero. Varios abogados de inmigración presentaron demandas, alegando que los citatorios sin una fecha y hora para presentarse ante el tribunal están incorrectos. En noviembre pasado, la Corte Suprema federal concordó y falló que para que el gobierno indique que una persona es deportable los citatorios tienen que tener fecha y lugar.

Para cumplir el fallo, las autoridades de inmigración comenzaron a enviar los citatorios con fecha y lugar, aunque la información fuera falsa. La razón, dicen los abogados, es que un citatorio con fecha y lugar permite al gobierno impedir que los inmigrantes cumplan los requisitos para poder alegar su caso ante los tribunales.

Según las leyes de inmigración, los extranjeros cumplen los requisitos para poder alegar su caso ante las autoridades si la persona ha vivido en Estados Unidos al menos 10 años antes de recibir el citatorio. Esa es la razón por al que la fecha impresa en el citatorio es importante: si la persona recibe un citatorio con fecha que corresponda a cualquier momento antes que se cumplan los 10 años, el gobierno puede alegar que eso es suficiente para comenzar el proceso de deportación y que el inmigrante no pueda alegar a su favor.

Los abogados recomiendan que tienen que presentarse a pesar del temor y la ansiedad, pero que se tomen fotos con hora y fecha delante del tribunal para probar que se presentaron a la cita. Después recomiendan que sus abogados apelen y aleguen que no es un citatorio válido según el fallo de la Corte Suprema.

 

Aumento de tarifas

Por otro lado, trascendió esta semana que el gobierno está sopesando la posibilidad de aumentar drásticamente los precios que los migrantes pagan en las cortes para apelar sus casos de deportación o para solicitar la ayuda de un juez que reconsidere sus reclamos en los tribunales.

Los mayores afectados serían los migrantes que se encuentran detenidos por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) y los que fueron devueltos a México para esperar por la resolución de sus peticiones de asilo en tribunales estadounidenses.

Según documentos obtenidos por la web informativa BuzzFeed News, los oficiales solicitaron que los migrantes paguen 975 dólares por la apelación de un fallo de un juez de inmigración y 875 dólares para solicitar que un caso sea reabierto o reconsiderado por la Junta de Apelaciones de Inmigración.

Actualmente, el precio para ambos procesos está instituido en 110 dólares cada uno. La nueva medida podría influir sustancialmente en la manera en que los inmigrantes apelan la decisión de los jueces en los casos de deportación.

Ultima edición
Seguidores
20,000 Fans
20,000 Followers
20,000 Suscriptores

-ANUNCIANTE-

-ANUNCIANTE-
-ANUNCIANTE-
Diseñada por DiloDigital - Todos los derechos reservados
dropsuncloudchevron-down