Adiós Príncipe

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El cantante mexicano que falleció el 28 de septiembre a los 71 años de edad, es recordado por ser una de las voces más importantes de la música romántica en español de las décadas de los 70 y 80.

Las batallas que dio durante su vida no fueron fáciles, según reconoció en varias entrevistas a lo largo de su vida, incluso en sus mismas canciones, que le valieron el título de ‘El príncipe de la canción’.

José José nació en Ciudad de México en 1947 y estaba destinado a ingresar a la industria de la música. Creció rodeado de música, ya que su padre era tenor de la Ópera Nacional de México y su madre era pianista profesional.

Comenzó su carrera cantando jazz y bossa nova, pero saltó a la fama en 1970 cuando cantó “El Triste” en el Festival de la Canción Latina. No ganó el prestigioso concurso de canto, pero su actuación fue tan memorable que los fanáticos de América Latina lo consideraron el verdadero ganador.

Este miércoles, en el Palacio de Bellas Artes, en el Tepeyac y en Clavería se multiplicaron sus miles de seguidores; decenas de miles siguieron la transmisión en vivo a través de la televisión, ese medio que el intérprete construyó.

 

Homenajes

En Miami recibió un multitudinario homenaje ya sus restos fueron cremados por voluntad de su esposa Sara y su hija Sarita. Luego la mitad de sus cenizas fueron llevadas a México para cumplir su deseo de ser enterrado junto a su madre en el Panteón Francés.

Las cenizas del cantante José José llegaron a México este miércoles donde hubo una serie de homenajes al ‘Príncipe de la Canción’. Los restos del artista fueron trasladados en un avión dela Fuerza Aérea Mexicana. Desde el Aeropuerto Internacional “Benito Juárez” de la capital partió el cortejo fúnebre.

El domingo Sara Sosa, hija menor del cantante mexicano, le dijo a Univisión que los restos de su padre serían cremados en Miami, Florida, donde se encuentran en este momento. La “mitad” de las cenizas posteriormente serían llevadas a México.

Sara Sosa, hija menor del cantante José José, se convirtió en el blanco de críticas y ofensas entre algunos seguidores del cantante por la polémica con sus hermanos por el paradero del cuerpo del ‘Príncipe de la Canción’. Los tres hermanos llegaron a un acuerdo sobre el funeral y el homenaje a su padre y en un video en Twitter dijeron que habían dejado a un lado las asperezas.

Según reporta Notimex, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) medió entre los hijos mayores de José José y su media hermana Sara Sosa y la viuda, Sara Salazar.

Hubo un homenaje en el Palacio de Bellas Artes, en el centro de la ciudad, y luego una misa en la Basílica de Guadalupe.

Además, el cortejo fúnebre hizo una parada en la colonia Clavería, barrio donde vivió José José. Luego hubo muchos homenajes a José José con karaoke masivo.

Posteriormente las cenizas llegaron al Panteón Francés, donde descansarán junto a los restos de su madre.

José José, nombre artístico de José Rómulo Sosa Ortiz, fue diagnosticado en marzo de 2017 con un cáncer de páncreas y desde entonces, según el mismo divulgó en un video donde se le apreciaba considerablemente más delgado, se había sometido a tratamientos de quimioterapia y radioterapia.

José José era un niño cuando entró por primera vez al Palacio de Bellas Artes. Acompañó a su padre José Sosa, cantante de ópera y uno de los seres que, para bien y para mal, marcó el resto de sus días. No fue una infancia feliz la de José José; tampoco la madurez, tampoco la vejez. Enfermó de una neumonía que le afectó el pulmón; sufrió diabetes, enfisema, rinopatía diabética y cáncer de páncreas, mal que le derrumbó con toda saña.

Tampoco pasó el chequeo del amor. Aún así —y quizá por eso— logró hacer malabares con las emociones de su única pasión: su público, que compró más de cien millones de copias de sus discos, incluido el emblemático Secretos que se mantuvo 40 semanas en el Billboard de América Latina. José José nació bajo el signo de Acuario, fue un empedernido supersticioso.

 

El alcoholismo

En 1993, el cantante mexicano dio una sentida entrevista en la que reconoció sus problemas con el alcoholismo. Por esa época se hablaba de la muerte del intérprete pues no se tuvo noticias de él durante varios meses. En entrevista con el periodista mexicano Ricardo Rocha, el cantante dijo que había estado internado en una clínica especializada de recuperación del alcoholismo en Estados Unidos por 32 días.

“Me convertí en un enfermo de alcoholismo”, dijo José José en esa entrevista. “Durante muchos años he padecido esta enfermedad y he luchado diariamente contra ella… No siempre la manejo. Me ha ocasionado dolores muy grandes”.

“La he padecido, insisto, durante muchos años, y he logrado batallas, de verdad, fuera de serie contra ella”, dijo el intérprete a Ricardo Rocha en 1993.

 

Quiso matarse

En esta misma entrevista con Ricardo Rocha, de 1993, al hablar sobre sus problemas de alcoholismo, José José dijo que por sus problemas emocionales había decidido “acabar” con su existencia, pero que Dios lo detuvo porque aún no era su momento. “Yo tuve tantos problemas emocionales que decidí una vez más terminar con mi existencia”, dijo el cantante mexicano. José José dijo que esta enfermedad le ocasionó problemas muy grandes por no saber manejar sus emociones.

“Mi batalla seguirá, mi lucha, contra esta enfermedad, que en esta oportunidad me ganó una batalla, no la guerra”, agregó.

 

El cáncer

En marzo de 2017, el intérprete de “La Nave del Olvido,” “40 y 20,” “Gavilán o Paloma” y “El Triste,” habló abiertamente sobre su salud en un mensaje a sus fanáticos en redes sociales, y confirmó que le fue detectado un tumor en el páncreas, pero dijo estar “listo para enfrentar esta nueva aventura”. Dijo que nunca esperó tenerlo, pero nunca tuvo miedo por su vida.

“Nunca sentí ni miedo ni nada. Yo tengo una alegría de vivir, yo soy sobreviviente de varias veces que he estado a punto de morir y estoy aquí feliz de la vida de poder seguir trabajando”, le dijo en 2017 a le dijo a la periodista de la cadena Telemundo, María Celeste Arrarás, en su programa Al Rojo Vivo.

Allí dijo también que cree que el alcoholismo que padeció en su vida fue “un coadyuvante a la diabetes tipo 2” que padecía desde hace varios años.

José José sufrió la enfermedad de Lyme, parálisis facial y otras enfermedades que lo llevaron a perder la voz.

En octubre de 2018, el artista compartió un audio en su cuenta oficial de Twitter en el que asegura que está en su casa recibiendo cuidados de su esposa Sarita y su hija.

“He oído versiones de que Sarita (su hija menor) me tiene secuestrado. Eso no es cierto. Sarita me ha estado cuidando desde que salí del hospital”, dijo José José en un audio publicado en redes sociales, luego de salir del hospital.

El artista dijo en ese entonces que había “ido mejorando poco a poco, subiendo de peso, sintiéndome cada vez mejor”. Durante toda su vida, el artista se declaró creyente y seguidor de Dios.

El artista siempre dijo que su público es su “gran familia” y que durante sus momentos más duros le dio las gracias por el apoyo que durante años recibió. “A toda mi gran familia el publico: Gracias por sus oraciones, gracias por estar pendientes de mí, ya voy saliendo de esta prueba tan fuerte gracias a Dios y a ustedes. Los quiero mucho”, escribió en un tuit en julio de 2017 a propósito de su estado de salud.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us