Salud mental: bomba de tiempo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Violencia doméstica se triplica en Chicago y alrededores.

“Casi no nos damos abasto para atender las llamadas que han aumentado un 2,000 por ciento”, reveló a NUEVA SEMANA Newspaper el Dr. Jorge Argueta, director del Centro de Salud Mental Avance Inc. De Chicago.

 

La orden de quedarse en casa de Illinois, entre el 21 de marzo y finales de mayo, creó factores estresantes que llevaron a los abusadores a un punto de ebullición peligrosa. Tan es así que Las llamadas a la línea directa de violencia doméstica de Illinois aumentaron un 17% en comparación con el año pasado durante el mismo período del 21 de marzo al 29 de mayo.

Normalmente, de un año a otro, las llamadas se mantienen estables, dijo a NPR hace unos días, Olivia Farrell de The Network: Advocating Against Domestic Violence. La Red opera la línea directa en asociación con el Departamento de Servicios de Apoyo y Familia de la ciudad de Chicago.

“Y eso es cierto, pero lo que es más alarmante aún, es que en estos momentos la situación es más grave porque los abusadores están a punto de estallar”, dijo a NUEVA SEMANA el Dr. Jorge Argueta que es director del Centro de Salud Mental Avance Inc. De Chicago.

“En todos los años de experiencia atendiendo a los abusadores, nunca había visto este clima tan explosivo para los abusadores que están acosados por la falta de trabajo, el abuso del alcohol y las drogas, y los hijos en casa que no salen a jugar o a la escuela”, dijo el Dr. Argueta que también es profesor de Psicología en Quiroga College.

 

Ambiente peligroso

DE acuerdo a las estadísticas del gobierno estatal de Illinois, la situación lejos de mejorar ha empeorado desde que se levantó la orden de quedarse en casa. El ritmo de las llamadas ha sido aún mayor desde que se levantó la orden de quedarse en casa. Entre el momento en que finalizó el pedido y el 27 de julio, las llamadas aumentaron un 32 por ciento con respecto al año anterior.

Mientras tanto, los mensajes de texto aumentaron en casi un 2,000 por ciento durante el período de permanencia en casa. Desde entonces, ha habido un aumento de más del 3.000 por ciento con respecto al mismo período del año pasado.

De acuerdo a la Dra. Farrell entrevistada por NPR, “la incidencia de la violencia doméstica fue impulsada en parte por una mezcla volátil: aislamiento, miedo al COVID-19 y, para muchos, pérdida de empleo. Las personas que se encuentran en estas situaciones aisladas y estos factores de estrés adicionales realmente solo conducen a un aumento de los incidentes de violencia doméstica”.

Argueta coincide con ella y va más allá. “Las autoridades se han equivocado al excluir a los pacientes de salud mental de la línea de sector esencial. No son una prioridad y por ello no hay tantos recursos como para los que atienden directamente a los contagiados por el coronavirus”, dijo

Para el especialista, la situación es sumamente peligrosa en estos momentos. “Para ponerle un ejemplo. Hoy, en comparación a hace un año, recibo cinco veces más llamadas de pacientes abusadores que están a punto de estallar y actuar violentamente. Tardo a veces horas con uno solo para calmarlo y evitar desgracias con sus familias. El clima está muy cargado de violencia. Para mí esto es una bomba de tiempo que en cualquier momento explota y puede daños irreparables a la sociedad sino se destinan más recursos logísticos y de personal especializado”, afirmó.

Al Dr. Argueta en su agencia trabaja con unos 200 ofensores y por lo general ahora trabajan desde la 8 de la mana hasta la noche porque los incidentes han aumentado. “Es un trabajo muy fuerte y desgastante para uno, que a pesar de estar preparados para atender situaciones extremas, afecta porque es mucha la carga y sus problemas son impactantes en donde hasta la vida de una persona está en juego”, dijo.

El Dr. Jorge Argueta tiene un doctorado en Administración de Empresas (DBA) de Argosy University-School of Business, con una concentración en Administración de Empresas y con énfasis en Investigación y estadísticas, tiene una Maestría en Psicología de National Louis University, con concentración en Psicología Industrial y Organizacional, y 36 créditos post graduados en el área de Psicología Industrial del instituto Adleriano.  Él se obtuvo su Licenciatura en Artes (BA) en Psicología Fisiológica de la Universidad Olivet Nazarene ; con concentraciones en Justicia Penal y criminal y español.

El Dr. Jorge Argueta tiene varias certificaciones profesionales en consejería y ha trabajado en el campo de la Criminología, Abuso de Sustancias y Violencia Doméstica desde 1996.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us