Disparado por su agente de seguridad

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Estudiante de la universidad de chicago.

Charles Thomas de 21 años recibió un disparo en el hombro porque se negó a dejar caer un fierro con el que había causado destrozos a la propiedad. Estaba fuera de sí, probablemente borracho o drogado.

La universidad no ha comentando sobre el estado mental del estudiante que recibió el disparo, tras conocerse el comentario de agente que disparó al hacerse público el video del incidente. El agente decía: “»Veintiuno, mental. Él es un mental». En el video se ve al joven estar fuera sí, insultando a los agentes y mostrándose irreverente, con el fierro en la mano.

El área donde ocurrió el tiroteo es patrullada tanto por la policía de la Universidad de Chicago como por los oficiales de la policía de Chicago.

Después de saber que el hombre herido era estudiante, la policía de la Universidad contactó a sus padres, dijo la universidad. Es el primer tiroteo que involucra a un oficial de policía de la Universidad de Chicago en los 40 años de historia de la agencia, dijo la portavoz de la universidad, Marielle Sainvilus.

«Este es un incidente difícil para nuestra comunidad, y nuestra preocupación es con todas las personas involucradas y sus familias», dijeron Zimmer y Diermeier en el correo electrónico emitido por la universidad. «Mantener la seguridad y el bienestar de nuestra comunidad es de suma importancia. Los servicios de apoyo y recursos para los estudiantes serán proporcionados por la universidad y Campus and StudentLife».  El oficial involucrado fue puesto bajo licencia administrativa obligatoria a la espera del resultado de la investigación, de acuerdo con la política del departamento.

La policía de Chicago está investigando el incidente, dijo Anthony Guglielmi, vocero en jefe del Departamento de Policía de Chicago. CPD está a cargo de investigar los tiroteos de la policía del campus.

 

Confuso incidente

Charles Thomas se sigue recuperando de la herida de bala y enfrenta cargos criminales en relación con el tiroteo, incluido el delito de asalto agravado de un oficial y dos cargos de felonía por daños a la propiedad, según la policía de Chicago.

Las imágenes que se publicaron el miércoles de lo ocurrido, editadas por la propia policía de la universidad, son de cámara del cuerpo del agente que muestran el tiroteo, que ocurrió fuera del campus justo antes de las 10:15 p.m. en el vecindario de Hyde Park.

Tres policías de la U. de C. que respondieron a un llamado de robo en la cuadra 5300 de South Kimbark Ave. se encontraron con un hombre -más tarde identificado como Thomas- que rompía ventanas de autos y departamentos con una tubería de metal, dijeron funcionarios universitarios en un correo electrónico a estudiantes.

Thomas vive en el bloque del tiroteo, según la policía.

Los oficiales le ordenaron al estudiante que tirara la pipa, pero él se negó y acusó al oficial en un callejón, dijo el presidente de la universidad Robert Zimmer y el rector Daniel Diermeier en el correo electrónico.

Uno de los oficiales disparó su arma, golpeando al estudiante en el hombro, según la universidad. El estudiante fue llevado inicialmente al hospital Northwestern Memorial Hospital en estado grave, dijeron las autoridades.

El video muestra, en un momento antes del tiroteo, al oficial dando un paso atrás. El oficial estaba ejecutando un «retiro táctico», una práctica que aprendió durante el entrenamiento de intervención de crisis, dijo la universidad. El objetivo del enfoque es crear una distancia segura para que el oficial invoque comandos en lugar de someter al sujeto de inmediato.

En el video, se puede escuchar a un oficial diciendo: «Veintiuno, mental. Él es un mental».

 

EN UNA CARTA ABIERTA

Críticas a la universidad. Severo llamado de atención.

“Este incidente en sí es impactante y horrible. También ilumina un conjunto más amplio de cuestiones, enraizadas en la larga historia de la Universidad como actor en esta comunidad. Estos incluyen pero no están limitados a:

• Las implicaciones del hecho de que la Universidad de Chicago ha facultado a una entidad para utilizar la fuerza letal contra los miembros de la comunidad

• La falta de rendición de cuentas y la supervisión comunitaria efectiva de la UCPD, una de las fuerzas policiales privadas más grandes de los Estados Unidos, que opera en solo seis millas cuadradas.

• La actual falta de directrices exigibles sobre el uso de la fuerza letal y no letal

• El hecho de que la policía es una respuesta inadecuada e inapropiada en el caso de crisis de salud mental, una preocupación que debería estar en primer plano dada la prevalencia de problemas de salud mental no tratados en nuestra comunidad”.

La misiva firmada por Eve L. Ewing, A.B. ’08 (Provost’s Postdoctoral Scholar, School of Social ServiceAdministration), Yanilda González (AssistantProfessor, School of Social ServiceAdministration), SusanGzesh, A.B. ’72 (Executive Director and SeniorLecturer, PozenFamily Center for Human Rights), y Reuben Miller, A.M. ’07 (AssistantProfessor, School of Social ServiceAdministration).

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us