Accidente en Restaurante de Toluca

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

EN RESTAURANTE TOLUCA DE WAUKEGAN

Siete se salvaron de milagro

Pero tres personas han quedado graves luego que el sábado pasado una mujer chocara de retroceso su vehículo contra el negocio donde la gente estaba almorzando.

Si usted observa el video con detenimiento, no se explica cómo Constella Turner pudo haber retrocedido unos 50 metros, cruzar la pista e incrustarse en el restaurante Toluca ubicado en el 1419 Washington St. Del suburbio de Waukegan. El video lo puede ver en esta dirección: https://www.youtube.com/watch?v=NLzGIDyHlbA

La policía aún está determinando qué le pasó a esta madre de familia que al momento de chocar su carro estaba con un infante en el asiento trasero viajando bien sujeto dentro de su silla de auto.

Cuando las autoridades respondieron alrededor de las 12:30 p.m. a la cuadra 1400 de Washington Street, se encontraron con la camioneta Chevrolet Traverse 2015 introducida en el restaurante y al volante a una mujer a la que describieron como «anciana» que luego fue identificada como ConstellaTurner. Ella y el niño fueron llevados a un hospital con lesiones leves.Luego ella recibió citaciones por conducción imprudente y comparecerá ante el juez en la corte el 27 de noviembre.

Pero los que quedaron muy mal heridos fueron las siete personas que estaban dentro del negocio almorzando apaciblemente, entre ellos dos adultos y un niño pequeño que sufrieron heridas graves, dijeron las autoridades. Ellos fueron transportados al centro médico AdvocateCondell en Libertyville y Lake Forest Hospital.

Otros dos adultos y otros dos niños tuvieron lesiones que no son graves, dijo la policía y fueron llevados a los centro de salud Vista Este y Oeste en Waukegan, dijeron las autoridades.

En un principio se temía lo peor para los heridos que fueron llevado al hospital en situación muy grave. Pero el lunes el forense del condado de Lake, Howard Cooper, informó que tres de las nueve personas heridas se encontraban inicialmente en estado crítico pero ninguno de los heridos había muerto.

Cuando se reportó el incidente y se supo de la cantidad de heridos, los policías lanzaron una alerta roja y por ello es que acudieron en ayuda agentes policiales y paramédicos de los departamentos de bomberos en Gurnee, Lake Villa, North Chicago y Beach Park.

Gerardo González, el propietario del restaurante desde hace año y medio, se encontraba en la cocina cuando sucedió el siniestroy cuando escuchó el ruido afuera en su restaurante pensó que algo había explosionado, en ningún momento se imaginó que un carro se había incrustado en su negocio.

Dijo que de inmediato se puso a ayudar a las víctimas y a pedir ayuda al 911 porque lo que vio fue devastador para él porque vio a la gente tirada por el piso y los niños estaban llorando. “Es una imagen terrible que no se me borrará la mente nunca”, dijo a los periodistas.

Ahora este propietario espera que el seguro le reponga los daños que estima están por los $40 mil para abrir su restaurante nuevamente lo más pronto posible.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us