Argentinos muertos en NY

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

LOS CINCO ARGENTINOS QUE MURIERON EN NY

Amigos hasta la muerte

Hernán Mendoza, Diego Angelini, Alejandro Pagnucco, Ariel Erlij y Hernán Ferruchi. Son los rosarinos muertos de una comitiva de 10 que fue hasta Nueva York a celebrar sus 30 aniversario de haber terminado la secundaria. Esto fue lo que reportaron los diarios argentinos LA NACIÓN y Página 12:

Diario LA NACIÓN

“El viaje lo planearon desde hace más de un año, luego de que en las reuniones periódicas que hacía el grupo de ex alumnos de la promoción 87′ del Instituto Politécnico Superior General San Martín, de Rosario, decidieron que en octubre viajarían a Nueva York.

Se cumplían 30 años de la graduación en el «Poli», un instituto secundario que depende de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), donde ante las exigencias del alto nivel de estudio de ese instituto se forman grupos sólidos, inseparables.

Ese espíritu de amistad perdurable quedó a flor de piel cuando este grupo decidió viajar a Nueva York para visitar a Martín Marro, uno de los amigos que formaba parte de la promoción del 87.

Este instituto de nivel superior, que fue creado en 1907, genera una fuerte identidad entre los alumnos que pasan por el edificio de Pellegrini 250. Hace dos años se juntaron miles de ex alumnos para juntar fondos para este establecimiento educativo, algo que lograron con la subasta de los clásicos taburetes que se construyen en las materias de taller.

Al regreso del viaje, este grupo de ex compañeros tenía previsto seguir con los festejos el viernes 3 de noviembre en Rosario, donde se iban a sumar otros ex alumnos que no habían podido viajar.

Antes habían ido de paseo a Boston, donde se reunieron y compartieron un día completo con Martín Marro, un ex compañero que vive hace tiempo en Estados Unidos”.

Diario Página 12

“Cinco de los integrantes de este grupo de amigos son arquitectos y dos fundaron juntos un estudio de esa disciplina, mientras que uno de los sobrevivientes es empleador de una de las víctimas fatales, contaron allegados a las familias y fuentes oficiales.

Ariel Erlij era titular de la empresa metalúrgica Ivanara, radicada en el parque industrial de la localidad santafesina de Pérez, lindera con Rosario. Hincha de Rosario Central, estaba casado y tenía tres hijos, y fue uno de los mentores del viaje.

“Diego Angelinitenía cuatro hijos. Era un hombre alegre, generoso, amable”, lo recuerda, consternada, Laura Racca, una ex alumna del ‘Poli’, que trabajó con Angelini en un estudio de arquitectura.

Hernán Mendoza era arquitecto y socio fundador del estudio de arquitectura Amascuatro, de Rosario, junto con Ariel Benvenuto.

Alejandro Pagnucco se recibió de arquitecto en la Universidad Nacional de Rosario tras su paso por el Politécnico, se casó y tuvo tres hijos. Trabajaba como ejecutivo de cuentas en la firma Femaco, que comercializa por mayor y menor materiales de construcción.

La empresa forma parte del Grupo Brayco, de la ciudad santafesina de San Lorenzo, cuyo presidente es otro de los involucrados en el atentado, Iván Brajkovic, que sobrevivió. Brajkovic es ingeniero y preside el grupo que al fundarse, en 1953, llevaba el apellido de su familia y luego derivó en Brayco. Y seguían todos ligados al colegio, como miembros de la cooperadora algunos y también porque la hija de uno de ellos está cursando allí.

Antes de la partida, los rosarinos posaron juntos en el aeropuerto Internacional Islas Malvinas de Fisherton con remeras hechas especialmente para la ocasión. “Libres” fue la leyenda que eligieron estampar en el frente.

El viaje fue financiado por uno de los amigos, el empresario siderúrgico Ariel Erlij, que también falleció en la tragedia. Erlij no pudo viajar el mismo sábado con sus amigos por problemas personales pero lo hizo un día después en un vuelo privado. Iban a volver a Rosario todos juntos el próximo domingo. Marro sobrevivió al ataque, aunque se encuentra internado en el Presbiterian Hospital de Manhattan con heridas de gravedad pero en estado estable. El resto sufrió heridas leves.

El martes por la tarde los amigos alquilaron bicicletas para pasear por la zona sur de Manhattan. Allí fueron atropellados. Cecilia Piedrabuena, la esposa de Ariel Benvenuto, reveló que su marido se salvó porque iba en el último lugar de la fila de bicicletas, y dio detalles sobre cómo fue el ataque en el que murieron cinco argentinos.

Piedrabuena relató que los diez argentinos se encontraban paseando por la bicisenda en dos filas cuando una camioneta irrumpió desde atrás y comenzó a arrollar a quienes iban en la fila de la derecha. “Ariel salió ileso porque era el último de la fila de la izquierda, pero vio todo”, contó la mujer, oriunda de Rosario, y agregó que, pese al shock, su marido la llamó inmediatamente después del ataque, en el que “la camioneta los sorprendió por detrás a toda velocidad y empezó a atropellar a todos”, según contó. “Me sonó el teléfono desde un número desconocido y atendí. Era Ariel, que me llamaba desde el celular de un policía que se lo prestó y me dijo que la situación era muy grave pero que no me preocupara porque él estaba bien”, relató. “Más tarde volvió a llamarme y me dijo que fue muy grave. Ellos esperaban este viaje desde hace mucho tiempo; no se puede creer que hayan terminado así”, lamentó Piedrabuena y dijo que aún no está claro cuándo podrán volver los sobrevivientes, que además de Benvenuto fueron identificados como Juan Pablo Trevisán, IvanBrajkovic y Martín Marro, el único herido que aún permanece hospitalizado.

“En la tarde y noche de ayer, tratamos de determinar si había algún argentino que no perteneciera a ese grupo y que hubiera sido víctima del atentado, pero establecimos que si bien había otros argentinos en la zona, no fueron afectados”, informó el Consulado”.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us