DACA no funciona sin TOMA

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Senadores rechazan primer acuerdo y observan otros.

Al cierre de esta edición, jueves 15 febrero 3pm, el Senado no alcanzó los 60 votos necesarios (logró 52-47) para aprobar la propuesta promovida por John McCain (R-AZ) y Chris Coons (D-DE). Pero queda pendiente otro de un grupo partidista de 16 senadores.

Un proyecto de ley estrecho y bipartidista para proporcionar un camino a la ciudadanía para los llamados «Dreamers» mientras impulsaba el financiamiento de seguridad fronteriza no logró superar una obstrucción el jueves, con 52 votos a favor de avanzar y 47 en contra. Necesitaba 60 votos para seguir adelante.

La votación fue la primera de una serie de votos que el Senado tomará en una legislación que codificará el programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) que el presidente Trump rescindió la última lágrima.

La legislación fue patrocinada por los Sres. John McCain (R-AZ) y Chris Coons (D-DE).

Parece poco probable que ninguno de los proyectos de ley votados el jueves obtenga los 60 votos necesarios para superar una obstrucción en el Senado. La Casa Blanca ha presionado febrilmente para bloquear el proyecto de ley McCain-Coons, así como un acuerdo bipartidista más amplio que se votará el jueves.

Acuerdo bipartidista

Este acuerdo es del grupo de 16 senadores, dirigido por Angus King de Maine y el republicano Mike Rounds de Dakota del Sur, que han propuesto la última solución potencial al estancamiento del Congreso sobre el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

Este nuevo compromiso ofrece un estatus legal y un camino hacia la ciudadanía para las personas cuyos padres los trajeron ilegalmente a los Estados Unidos cuando eran niños. Los aproximadamente 700,000 Dreamers actualmente registrados bajo DACA expiran el 5 de marzo, después del presidente Trump revocó la orden ejecutiva mediante la cual Barack Obama creó unilateralmente el programa en ausencia de autoridad congresional: calificaría automáticamente para la ciudadanía si llegara a los EE. UU. Antes del 15 de junio de 2007.

Las personas que actualmente no están inscritas en DACA deben cumplir los siguientes criterios para ser elegibles. ciudadanía:

• Haber estado presentes continuamente en los EE. UU. desde el 15 de junio de 2012 (cuando se emitió la orden ejecutiva DACA de Obama).

• Haber tenido menos de 18 años cuando ingresaron a EE. UU. y tenían menos de 38 años el 15 de junio de 2012.

• Cumplir con los requisitos educativos o prestar servicios en los EE. UU. Fuerzas Armadas (o han sido dados de baja honorablemente del servicio militar).

• Pasar exitosamente las verificaciones de antecedentes, exámenes médicos y registrarse para el Servicio Selectivo, si corresponde.

Sin embargo, la enmienda evitaría que los soñadores que obtienen la ciudadanía patrocinen posteriormente a sus padres para solicitar la ciudadanía ellos mismos.

Además, la legislación asignaría $25 mil millones durante diez años para la seguridad fronteriza, requiriendo que el Departamento de Seguridad Nacional informe al Congreso sobre el plan de barreras físicas, cercas, infraestructura, tecnología, personal y el cronograma estimado del plan. También instruye al secretario del DHS a priorizar recursos para hacer cumplir la ley de inmigración contra extranjeros ilegales condenados por delitos, que se consideran una amenaza de seguridad nacional o de seguridad pública, o que llegaron ilegalmente a EE. UU. después del 30 de junio de este año.

Podría aprobarse

El plan cuenta actualmente con el apoyo de ocho senadores demócratas y ocho republicanos, incluidos los patrocinadores principales Rounds y King, junto con Susan Collins (R., Maine), Joe Manchin (D., W.Va.), Lindsey Graham (R., SC ), Tim Kaine (D., Va.), Jeff Flake (R., Ariz.), Chris Coons (D., Del.), Cory Gardner (R., Colo.), Heidi Heitkamp (D., ND) , Lisa Murkowski (R., Ala.), Jeanne Shaheen (D., NH), Lamar Alexander (R., Tenn.), Amy Klobuchar (D., Minn.), Johnny Isakson (R., Ga.), y Mark Warner (D., Va.).

Es decir, ocho senadores republicanos ya han firmado para respaldar la enmienda Rounds-King, un número que, si los 49 demócratas también respaldaran el acuerdo, lo pondría a tan solo tres votos de los 60 necesarios para aprobarlo bajo las reglas del Senado. Por lo tanto, es probable que esté más cerca de aprobar cualquier propuesta hasta el momento.

Republicanos en duda

Senador Dean Heller (R-NV): Apoyó el proyecto de ley bipartidista de reforma migratoria del Senado en 2013 y representa un estado de inclinación demócrata con una gran población hispana.

Senador Marco Rubio (R-FL): Ayudó a redactar el proyecto de ley del Senado de 2013, pero últimamente ha señalado que no quiere respaldar algo que los conservadores no apoyan.

Senador Orrin Hatch (R-UT): patrocinó el primer DREAM Act hace años, pero ha estado estrechamente alineado con Trump este año.

Senador John Hoeven (R-ND): Apoyó el proyecto de ley de 2013 y participó en algunas discusiones bipartidistas, pero aún no ha respaldado el trato de Rounds.

Senador John McCain (R-AZ): Perderá la votación, a menos que esté en camino hacia el Capitolio en este momento.

Republicanos opuestos

Senador Bob Corker (R-TN) dijo a través de un portavoz que planeaba oponerse al acuerdo de Rounds.

Senador James Lankford (R-OK),ya dijo no.

Senador ThomTillis (R-NC) elogió el compromiso pero no como algo «que pueda convertirse en ley».

Hay que decir además que la iniciativa no está a la altura de lo que el presidente Trump y la Casa Blanca solicitaron en un compromiso de inmigración, lo que incluye imponer límites más estrictos a la migración de la cadena familiar y poner fin a la lotería de visas de diversidad.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us