Policia fue acribillado sin compasión

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Paul Bauer, comandante de la policía de chicago.

Shomari Legghette le metió a sangre fría y sin titubear seis disparos al cuerpo al cuerpo del policía que osó tratar de atraparlo.

El asesinato ha conmocionado a la ciudad de Chicago y es muy probable que la mañana del sábado cuando se realicen los servicios fúnebres, miles de personas salgan a las calles a darle el último adiós cuando su cadáver se desplace hasta la iglesia católica “Nativity of Our Lord” en el vecindario de Bridgeport de Chicago, donde le rendirán homenaje póstumo con cuerpo presente.

También es probable que no quepa una aguja en el velorio que se llevará a cabo hoy viernes 16 de enero de 2018 de 3-9 p.m. en la misma iglesia, ubicada en la cuadra 600 de West 37th Street.

El comandante Bauer, fue abatido a tiros cuando ayudaba a un equipo táctico a «detener a una persona sospechosa» en el Centro Thompson la tarde del martes.Su muerte fue catalogada con un homicidio y un sospechoso ya fue acusado por el asesinato.

De acuerdo con la fiscalía, el oficial caído recibió seis disparos en varias partes de su cuerpo. Entre ellas cabeza, cuello, torso, espalda y muñeca, y no tuvo oportunidad de devolver el fuego del agresor que al parecer lo sorprendió.

Sin fianza

El jueves la jueza Mary Marubio le negó el derecho de fianza a Shomari Legghette, acusado del asesinato en primer grado del comandante de policía Paul Bauer, registrado este martes en el centro de Chicago. Legghette, de 44 años, también enfrenta cargos de violencia armada, posesión de drogas y uso ilegal de arma por un convicto.

«Representa una amenaza real y actual para la seguridad física de la comunidad», dijo la juez al ordenar que Shomari permanezca detenido mientras se avanza con el caso según el Chicago Tribune. Durante la comparecencia, los fiscales dieron más detalles sobre el crimen.

Bauer, de 53 años y quien tenía 31 años en la fuerza policial, resultó mortalmente herido en el hueco de las escaleras del Thompson Center de Chicago en una confrontación armada con Legghette, a quien estaba persiguiendo para que oficiales de la unidad táctica pudieran interrogarlo sobre un tiroteo ocurrido el viernes pasado.

Según las autoridades, los agentes no sabían si el sospechoso estaba involucrado en el incidente, sólo querían saber si sabía algo al respecto.

Cómo fue el crimen

De acuerdo con la fiscalía, los dos hombres tuvieron una confrontación y Legghette sacó su pistola y realizó siete tiros. Bauer, quien no tuvo tiempo de disparar su arma, recibió seis impactos de bala en varias partes de su cuerpo, entre ellos la cabeza, cuello, torso, espalda y la muñeca.

Legghette fue puesto bajo custodia de las autoridades y un arma 9 mm fue recuperada en la escena. De acuerdo con lo informado por Kim Foxx, fiscal estatal del condado de Cook, el hombre, quien portaba un chaleco antibalas, llevaba cocaína, heroína, marihuana y otro objeto punzocortante.

En la escena también encontraron el arma de Bauer todavía enfundada. Su radio policial y las esposas fueron encontradas junto a su cuerpo.

Según Foxx, tres testigos identificaron a Shomari y tanto la mano derecha como el saco del acusado dieron positivo por la presencia de residuos de bala.

Legghette tiene un amplio historial criminal y había sido sentenciado cuatro veces por delitos graves. En 1998, fue acusado de robo armado y fue sentenciado a 16 años de cárcel. En 2007 habría sido acusado de posesión de arma de fuego y heroína, entre otros cargos, por las que estuvo en prisión tres años. En 2011 fue acusado de resistirse a un arresto y agresión, y en 2014 fue acusado de posesión de droga y estuvo preso dos años más.

A Bauer le sobreviven su esposa y una niña de 13 años. En honor al comandante Paul Bauer, levantaron un altar en inmediaciones del Thompson Center.

Dos libros de condolencias han sido desplegados para que las personas interesadas puedan dejar mensajes a la familia. Uno está en el distrito 18, donde laboraba el comandante, y el otro está en el ayuntamiento.

La zona del crimen continúa acordonada y en el lugar han colocado un altar con velas y ramos de flores para rendir homenaje al oficial.

Bruce Rauner, gobernador de Illinois, compartió esta mañana un mensaje en Twitter en el que indica que este jueves todas las banderas estarán a media asta. “Bauer es un héroe que se ganó el respeto de sus compañeros oficiales y la gratitud de nuestra comunidad. Dedicó su vida a proteger a los habitantes de Illinois. Estamos por siempre en deuda con él por su servicio”.

Bauer es el oficial de más alto rango asesinado en décadas en Chicago y con él suman ya 13 los policías de la ciudad que han perdido la vida en balaceras desde 1998.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us