El segundo muro

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Retrasos “sospechosos” de trámites de ciudadanía.

Esta semana se lanzó campaña por parte de miembros del Congreso y activistas que cuestiona los niveles récord de retrasos en la naturalización.

Según el informe de la Alianza Nacional para Nuevos Americanos, a finales de 2017 habían más de 729,400 solicitudes de ciudadanía estancados en los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. (USCIS, por sus siglas en inglés). Esta sorprendente duplicación de retrasos ha ocurrido durante los últimos dos años. Al ritmo actual, le tomaría a USCIS más de 25 años regresar al nivel de retraso que había en al administración Obama de 380,639 solicitudes en 2015, sin incluir nuevassolicitudes.

El lunes se lanzó el esfuerzo nacional con enfoque local en el que participaron Angélica Salas, directora ejecutiva de CHIRLA y Copresidenta de NPNA, la congresista ZoeLofgren, congresista Luis Gutiérrez, Janet Murguía, Presidenta y CEO de UnidosUS y Peter Schey, Centro para los Derechos Humanos y Derecho Constitucional (CHRCL). Ellos pertenecen a TheNationalPartnershipfor New Americans (NPNA) junto con una coalición de organizaciones de derechos de los inmigrantes y una creciente lista de miembros del Congreso y alcaldes.

En respuesta, NPNA y la nueva coalición están presentando una petición de la Ley de Libertad de Información para incrementar la transparencia y la rendición de cuentas de USCIS; aplicar investigación y escrutinio a la agencia; alentar a residentes permanentes legales elegibles a solicitar la ciudadanía; y analizar y reportar datos de USCIS sobre el procesamiento, el escrutinio y los tiempos de espera relacionados con las solicitudes de ciudadanía.

Joshua Hoyt, director ejecutivo de esta asociación aseguró a NBC News que el retraso en los Servicios de Ciudadanía e Inmigración significa que las tasas de procesamiento han llegado a los 20 meses de espera, lo que genera preocupaciones en un año crucial de elecciones intermedias en el que muchas de estas personas no podrán votar.

El año pasado, más de 925,000 personas solicitaron la ciudadanía de Estados Unidos, según el documento.

“Pueden esperar hasta 20 meses después de presentar una solicitud de 21 páginas, pagar la tarifa de 730 dólares, enviar sus huellas dactilares para un control de seguridad y luego sentarse y esperar antes de pasar un examen», detalló a NBC News.

Hasta el 31 de diciembre de 2015, con Obama en la Casa Blanca, la acumulación de solicitudes era de 388.832, según el informe que también encontró que, en el último trimestre, ciertos estados experimentaron “enormes picos” en las denegaciones de solicitudes de ciudadanía, señalando cambios en Alabama, Hawái, Nevada, Nuevo México, Pensilvania y Utah.

Desde el 1 de octubre de 2017 hasta fines de diciembre pasado, el trabajo atrasado aumentó en Washington DC, Islas Vírgenes y unos 19 estados, entre los que se encuentran Alabama, Colorado, Illinois, Iowa, Kansas, Luisiana, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Nueva York, Rhode Island, Utah, Tennessee, Texas, Washington y Wisconsin, según el informe de la Alianza Nacional para Nuevos Americanos.

Los estados que presentan el mayor aumento en solicitudes pendientes en el último año fiscal son Utah, con un aumento de más del 53%, Texas, con un aumento de más del 50%, y Washington, con más del 46%, de acuerdo con el texto.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us