Multa al que no va a la escuela

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Decisión ejemplarizadora en Arlington Heights.

En un hecho sin precedentes, los concejales de este suburbio aprobaron la Ordenanza por la cual se multará con $750 al padre que no justifique por qué no manda a su hijo a la escuela.

La medida ha sido controversial porque muchos padres no están de acuerdo con este mandato imperativo, pero otros la respaldan dado el ausentismo escolar en los años pasados cuando se inician las clases.

No se tienen aún los reportes de esta medida pues las clases ya comenzaron y estudiantes de Arlington Heights Elementary District 25 District 25 y Patton Elementary School, por ejemplo, registraron poco ausentismo.

La ordenanza de absentismo escolar, sigue el modelo de una similar aprobada por el suburbio de Schaumburg, y surgió a petición de los cuatro distritos escolares de la ciudad y el Departamento de Policía de Arlington Heights, quienes dijeron que los oficiales citarían y multarían a los padres en casos raros cuando se habían agotado otras opciones. El código actual del pueblo ya permite que los estudiantes sean citados por absentismo escolar.

«Nuestros distritos escolares tienen que asegurarse de que sus hijos asistan a la escuela y reciban la educación de alta calidad que se ofrece aquí en Arlington Heights», dijo el alcalde Tom Hayes, quien formó parte del 4-2 mayoría de votos a favor de la ordenanza la semana pasada.

La policía propuso las reglas en julio después de que las autoridades del Distrito 25 de la primaria Arlington Heights reportaron absentismo recurrente que involucró a 10 familias, cada una con estudiantes que tienen al menos 10 ausencias injustificadas al año.

En Arlington Heights, los funcionarios de las aldeas dicen que ha habido 13 casos en los últimos años donde los padres podrían haber sido citados por el absentismo crónico de los estudiantes. Desde 2015, la aldea ha emitido 40 citaciones a estudiantes por absentismo escolar.

Conforme a la propuesta original, una citación de un padre se habría considerado una violación de ordenanza local escuchada por un juez en la corte del condado de Cook en RollingMeadows. Pero los fideicomisarios acordaron que se escucharan las citaciones en la sala del pueblo como parte de las audiencias administrativas de adjudicación de la aldea con un oficial de audiencias y un fiscal de la aldea.

Se aclaró que la policía citaría a los padres solo después de que se hayan utilizado todos los recursos policiales y del distrito escolar, incluidos el asesoramiento y el trabajo social.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us