Compasión los puso en riesgo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Familia ahora es investigada y pueden ser deportados.

Dormían en los trenes, comían donde podían pero estaban juntos. Hoy tienen techo y comida, pero los pueden separar, deportar y el papá, tras ser identificado, fue arrestado.

POR EDUARDO ALEGRIA

No se sabe aún cómo es que Jazmín Angiano llegó al colmo de dormir en la calle con sus seis hijos de entre 7 y 13 años. Acompañada de su nueva pareja Javier Romero(31) -de quien está embarazada-, ella y sus hijos dormían en los trenes cuando no encontraban un refugio.

Lo cierto es que la semana pasada Alexis Aguilar al verlos en el tren los filmó y con buen corazón subió la foto a las redes sociales pidiendo ayuda para esta familia. La compasión de la comunidad hispana se puso de manifiesto de inmediato al ver a la criaturas que se doblaban en los asientos tratando de buscar acomodo tapándose a medias con una pequeña manta azul. El video le rompió el corazón a más de uno. Sobre la imagen de la más pequeña que estaba tendida en el pasadizo del tren dormida doblada en posición fetal.

Como era de esperarse, el video se volvió viral y los comentarios fluyeron ofreciendo ayuda, pero no se sabía cómo ubicar a esta familia que se negó a identificarse con Alexis Aguilar, que fue quien la descubrió. Pero identificarlos era cuestión de horas y así ocurrió pues la primera pista de la ubicación de esta familia la dio Martin Fierro quien reveló que los había visto por Logan Square y que incluso habló con ellos porque le pidieron limosna. Dijo que le contaron que habían abandonado el lugar donde vivían porque tenían miedo a ser ubicados y ser deportados.

Luego otra persona que dijo llamarse Beatriz Fernández dijo en las redes sociales que los había visto cerca del Burger King de North Ave. por Humboldt Park. Entonces otro internauta llamado Tony Contreras se puso en contacto con Contreras para saber la ubicación de la familia porque él les había conseguido ayuda.

Se sumaron otros internautas y pronto ubicaron a la familia a la que convencieron de recibir la ayuda sin exigirles que se identificaran ni contaran su historia de cómo llegaron a ese punto de vivir en la calle poniendo en riesgo a los niños. Sobre todo con la promesa de revelar dónde iban a dormir.

Gracias a la solidaridad esa misma noche les encontraron un lugar donde dormir y comida. «La familia ha sido encontrada y está a salvo», escribió en una publicación de seguimiento en Facebook Alexis Aguilar, la persona que los descubrió, al tiempo de crear una cuenta en GoFundMe para la familia con el objeto de reunir $5,000. Cuenta que ya supera ahora los $16 mil.

En estos momentos, los samaritanos están buscando asesoría legal para que el dinero recaudado beneficie a los seis niños y no se gaste en otras cosas.Los buenos samaritanos informaron a la comunidad que si querían donar provisiones para la familia, las podían dejar en Body Shot Boxing Club ubicado en 600 W. Cermak Road.

 

La pesadilla

Pero como dice el dicho era “demasiado bueno para ser cierto” y tras ser identificados Jazmín Angiano y Javier Romero, las autoridades pusieron sus ojos en ellos y comenzaron a investigarlos.

La primera consecuencia es que este martes en la tarde Javier Romero ha sido arrestado en los alrededores de la cuadra 6800 S. Washtenawen Chicago, porque tenían una “orden activa”. La Policía de Chicago confirmó que lo investigan porque tiene denuncias de abuso infantil.

El semanario HOY publicó que Romero “tiene un historial de aproximadamente cuatro arrestos en el Condado de Cook desde 2014. Según consta en la audiencia de fianza del miércoles por la mañana, Romero fue arrestado por no presentarse en corte en varias ocasiones desde 2016 y fue impuesta una fianza de $1,000. Su próxima audiencia está prevista para el 1 de octubre”, reportó.

En el mismo artículo se publica la versión de Antonio Romero, hermano de Javier quien vivió con la familia por un tiempo en el pasado, “aseguró que su hermano es ‘una buena persona que siempre trató bien a los niños’.Agregó que aunque hubo ‘malos entendidos’, tiene la intención de ayudar a su hermano a restablecerse para que se resuelva este problema porque teme que le pueda afectar”, dijo la publicación.

La segunda consecuencia es que Jazmín Angiano está siendo investigada por el Departamento de Servicios para Niños y Familias (DCFS) de Illinois, según se confirmó el martes 25 a través de un comunicado. La investigación incluye al padrastro de los seis niños, Javier Romero.

Neil Skene, portavoz de DCFS, le dijo a HOY que “la investigación incluye el ‘refugio y comida inadecuada’ y todo lo que tenga ver con el bienestar de los niños.Dependiendo de las circunstancias, tenemos la opción de proporcionar (los) servicios que (la) familia necesita en lugar de quitarles los niños», dijo Skene a HOY. No se dieron más detalles.

La tercera consecuencia es que la familia se ha puesto en riesgo de deportación, aunque al cierre de esta edición no se pudo determinar si todos los integrantes de la familia son inmigrantes indocumentados.

Pero el riesgo de la deportación y la separación de la familia es latente ya sea por cuestiones de inmigración o como consecuencia de la incapacidad de Jazmín Angiano para dar casa, comida y escuela a los niños.

Mientras tanto, ella y sus hijos siguen viviendo en el refugio temporal que les han conseguido los samaritanos a la espera del resultado de las investigaciones del Departamento de Servicios para Niños y Familias y de la situación de Javier Romero, que mal o bien, era el soporte de Jazmín que como se mencionó anteriormente, es el padre del hijo que ella está esperando.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us