Creen en su inocencia

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El padre Gary Graf es acusado de tocar indebidamente a un menor.

Este viernes 16 de noviembre a la 1 de la tarde la Corte Criminal del Circuito del Condado de Cook decidirá si las investigaciones encontraron causa probable para levantarle cargos criminales por molestar a un menor.

 

POR EDUARDO ALEGRIA

“Les pido que nos ayuden a que esto salga en el periódico. Ya que es una injusticia, calumnia y tormento que le están haciendo al Padre al sacarlo de su muy amado Ministerio por medio de esa falsa acusación. En oración por el Padre Gary Graf y por las personas que lo acusan injustamente”, dice la misiva de Vanessa Obregón que envió a NUEVA SEMANA Newspaper; ella es la coordinadora del grupo de fieles de Waukegan que se han organizado para defender al Padre Graf.

Este grupo es uno de varios que se han manifestado a favor del cura porque están convencidos de que el sacerdote es víctima de una calumnia. Ellos han anunciado que este viernes desde el mediodía realizarán una vigilia en la puerta de la Corte Criminal del Circuito del Condado de Cook ubicado en el 5555 Grand Ave. en Chicago.

Pero igualmente hay personas que creen que debe esperarse a que las investigaciones concluyan. “Si resulta culpable de las acusaciones debe ser castigado porque ya estamos cansados de que nuestros hijos corran peligro en las propias iglesias”, dijo Florencia, una mujer de unos 50 años del barrio de Belmont Craig de Chicago que no quiso dar su apellido. “Yo no pongo la mano al fuego por nadie”, dijo.

Otras personas se han manifestado por las redes sociales criticando a quienes dicen que todo es una calumnia. Sostienen que no se puede defender a alguien que no se conoce de su vida privada.

El tema nuevamente trajo la discusión de que los curas deben casarse porque el celibato termina perturbando las mentes y espíritus de los sacerdotes porque al fin y al cabo son hombres con necesidades fisiológicas.

 

El escándalo

Como se recuerda en agosto pasado la comunidad católica hispana de Chicago y suburbios quedó conmocionada con la noticia de que el conocido sacerdote y activista que defiende a los indocumentados, había sido removido de su parroquia hasta que se aclaren las investigaciones de la acusación de violarel código de conducta que involucra a un menor. El anuncio lo hizo el propio Cardenal de Chicago.

El padre Graf estaba a cargo de la iglesia San José Luis Sánchez del Río que está conformada por tres iglesias que se fusionaron: St. Philomena en el barrio de Hermosa, Maternity BVM en el vecindario de Humboldt Park y St. Francis Assisi en el vecindario de University Village.El Obispo Alberto Rojas se desempeña ahora como administrador de la parroquia.

 

La acusación

Según una portavoz del Departamento de Servicios para Niños y Familias de Illinois, se confirmó que la agencia estaba llevando a cabo una investigación sobre una denuncia de abuso por parte de un miembro del personal de la iglesia en la iglesia St. Philomena.

Los detectives de la Policía de Chicago estaban investigando una acusación de que un niño de 17 años recibió una llamada telefónica el 5 de julio de una «asistente femenina de un sacerdote», afirmando que el sacerdote lo encontraba atractivo, según la portavoz de CPD New Affairs, Michelle Tannehill. El niño le dijo a los investigadores que el sacerdote había tocado sus hombros y espalda.

La investigación está siendo realizada por agencias públicas independientes, pero la Arquidiócesis también llevaría a cabo su propia investigación.

El feligrés de 17 años de edad y empleado de la iglesia, hizo las acusaciones y habló con WGN 7 News sobre lo que, según dijo, fueron una serie de interacciones incómodas que comenzaron el 1 de julio cuando Graf llegó a St. Philomena como sacerdote.

El adolescente dijo que una vez recibió una llamada telefónica de la secretaria de la iglesia diciendo que Graf se sentía atraído por él. Dijo que Graf también se frotaría los hombros y una vez le ofreció un auto gratis. El adolescente dijo que inmediatamente se lo contó a sus padres.

La Arquidiócesis dijo que no tiene conocimiento de ninguna otra acusación de mala conducta contra Graf. La Arquidiócesis entregó el caso a la policía de Chicago para investigar completamente.

 

Lo que dijo la Arquidiócesis

Esto fue lo que dijo el Cardenal en un comunicado oficial:

“Estimados feligreses, personal y amigos de la parroquia San José Luis Sánchez del Río.

Lamento informarles que he removido al padre Gary Graf como pastor de la parroquia San José Luis Sánchez del Río a la espera del resultado de una investigación a una alegación de violaciones al código de conducta que involucran a un menor de edad. A pesar de que no tenemos todos los detalles sobre la alegación, el padre Graf ha acordado hacerse a un lado mientras se investiga a fondo.

El obispo Alberto Rojas servirá como administrador de la parroquia San José Luis Sánchez del Río efectivo inmediatamente. El obispo Rojas es el vicario episcopal para el Vicariato III y él garantizará que su parroquia reciba cuidado pastoral.

Comprendo que esta noticia llega en un momento difícil, especialmente cuando se unen como una parroquia y celebran su futuro como comunidad de fe. Por favor, sepan que estoy cerca de ustedes en oración. Mi sencilla petición es que Dios les otorgue la gracia de la paciencia mientras trabajamos para evaluar esta alegación. Solamente de esta manera podemos permanecer fieles a nuestra promesa de salvaguardar a nuestros feligreses, especialmente los niños y jóvenes, nuestra preocupación más importante. Nos comprometemos a mantenerlos informados de cualquier novedad. Mientras tanto, sepan de mi gratitud hacia todos ustedes en la parroquia San José Luis Sánchez del Río por su generosa comprensión.

Chicago, 25 de agosto de 2018”.

 

El Padre Graf

Por su parte en una declaración emitida a Telemundo Chicago, el Padre Graf dijo: «Estoy pidiendo por el pueblo. Me duele no poder participar en el ministerio. Espero que esta investigación concluya”.

Desde que fue removido el Padre Graf no ha sido visto en actos públicos o privados y mas bien a optado por retirarse de la actividad pública pese a que estaba muy involucrado en la lucha de la defensa de los indocumentados, y sobre todo de los niños de la frontera que han sido separados de sus padres. Incluso habían viajado a la frontera para intensificar su lucha.

 

 

FIDELIDAD DE FIELES. En peregrinación desde St. Philomena a Maternity por el Padre Gary Graf esta semana. Foto: Cortesía Vanessa Obregón.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us