En el ojo de la tormenta

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El lunes los padres de familia le dijeron de todo a los funcionarios educativos por no informarles que habían arrestado a un trabajador acusado de abusar de una niña de 13 años, reveló el News Sun.

 

POR EDUARDO ALEGRIA

 

La indignación de los padres era porque sus hijos e hijas estaban atendiendo la escuela sin ninguna advertencia de parte de las autoridades, y porque no les habían dado ninguna explicación de los protocolos que utilizan para evaluar a las personas que contratan.

“Nos hemos tenido que enterar por la prensa sin ninguna explicación de lo que ocurre donde van nuestros hijos todos los días”, dijo una madre de familia totalmente indignada en la reunión de la Junta Escolar del lunes.

 

Trabajador acusado

Lo que había pasado es que el 19 de febrero pasado la policía de Chicago llegó hasta Waukegan para arrestar al empleado del distrito escolar de Waukegan acusado de abuso sexual de una niña de 13 años de edad. Hoy este empleado del Distrito 60 enfrenta cargos por delitos graves alegando que abusó sexualmente de la menor.

El acusado fue identificado como Gabriel Valadez, de 26 años, residente del suburbio de Darien. Se le acusa de chatear con la menor y de enviar fotografías y videos, «todo de naturaleza sexual», según la policía de Chicago. Las autoridades dicen que también forzó a la víctima a tocarlo de manera inapropiada.

Su arresto se produjo luego que la menor lo identificara como lapersona que le hizo tocamientos indebidos. Los cargos en su contra son por seducción de una menor, explotación de un niño menor de 13 años y dos cargos de abuso sexual criminal agravado de una víctima menor de 13 años.

Según una declaración en el sitio web del Distrito 60 el viernes, Valadez trabajó como asistente administrativo en el Lincoln Center, que alberga las oficinas de la administración, desde agosto de 2017 hasta su renuncia voluntaria el 25 de febrero. Los funcionarios del distrito dijeron que no interactuó con los estudiantes durante su permanencia.

«Si bien las acusaciones son inquietantes, deseamos reiterar a los padres que este empleado no trabajó en nuestras escuelas y no tuvo contacto con los estudiantes de Waukegan», dijo la declaración. «Nos tomamos en serio cualquier asunto relacionado con la seguridad potencial de nuestros estudiantes. No tenemos ninguna razón para creer que cualquiera de los delitos alegados estén relacionados con los estudiantes de Waukegan, o que este individuo haya actuado de manera inapropiada durante su estadía en Waukegan».

El distrito siguió los procedimientos de rutina durante la contratación de Valadez y no tenía «ninguna base para negarle una posición para la cual estaba completamente calificado», según el comunicado.

Hasta el viernes, los funcionarios del distrito dijeron que no habían sido contactados por la policía de Chicago sobre Valadez, su empleado o los cargos presentados en su contra. Ellos se dieron cuenta de la información después de que saliera en los medios de comunicación.

 

Valadez está detenido sin fianza en la cárcel del condado de Cook, según la oficina del alguacil. Su próxima cita en la corte es el 12 de marzo.

 

Cargamontón el lunes

Los padres de familia y los miembros de la junta escolar que se reunieron el lunes expresaron su molestia a las autoridades del Distrito Escolar por no haber sido proactivos en el arresto de su empleado.

De acuerdo al News Sun, los asistentes dijeron que era «inaceptable» que no hayan sido informados de lo ocurrido. “Unos cuantos padres y miembros de la comunidad expresaron su desaprobación en la reunión de la junta escolar del lunes, la primera desde que se conoció la noticia de que Gabriel Valadez, un asistente administrativo en las oficinas administrativas del distrito, había sido arrestado”, dice la nota periodística.

La falta de comunicación es «inaceptable» y no inspira confianza de los padres, dijo Tania Flores, una madre que se postula para la junta escolar en la elección de abril.

El portavoz del distrito Nick Alajakisle dijo al News Sun que no sabía qué medidas, si las hubiera, tomaría el distrito como resultado de la detención. Tampoco dijo cuándo se notificó el arresto a la junta escolar.

El miembro de la junta, Jeff McBride, dijo que no lo sabía hasta que recibió una llamada telefónica al respecto. Y el residente de Waukegan, Ray Vukovich, también cuestionó cuando la junta conocía el arresto, y agregó que lo que sucede en el distrito es, en última instancia, responsabilidad de la junta, dice la nota del News Sun.

El diario dio cuenta también de la queja del miembro de la junta Brandon Ewing, quien dijo que la junta escolar «podría y debería haber» recibido un informe de incidentes, un resumen rápido enviado a la junta sobre ciertos incidentes de necesidad de saber, como lesiones o arrestos estudiantiles, «por lo menos», independientemente de lo que se sabía en ese momento.

Igualmente, el News Sun reportó la exposición del miembro de la junta, Miguel Rivera, quien dijo que tiene una hija, dijo que estaba enojado por la forma en que la comunidad se enteró del arresto y se hizo eco de la recomendación de Ewing de que el distrito sea más proactivo en su comunicación.»No es justo, y no es como debería ser», dijo Rivera. «Lo que siento en este momento, me enojo porque no es así como debería haberlo llegado a nosotros o a la comunidad».

La nota periodística concluye con la versión del vicepresidente de la Junta, Rick Riddle, quien también estuvo de acuerdo en que había «brechas en la comunicación», pero dijo que a menudo se siente frustrado por la forma en que la comunidad «salta para pensar lo peor de nuestro distrito escolar» y cuestionó cómo «la historia incluso salió».

 

EN SECUNDARIA DE WAUKEGAN

Denuncia desatendida

El Chicago Tribune reveló esta semana que unaestudiante reportó comentarios «altamente inapropiados» contra un coach y no le hicieron caso.

 

El reportaje sostiene que la estudiante de Waukegan High School se quejó de su entrenador de atletismo más de un año antes de que el distrito escolar iniciara una investigación y finalmente lo despidiera en 2017, según los registros obtenidos por News-Sun.

La estudiante, identificada solo por sus iniciales, le dijo a un oficial de audiencias que había informado de un incidente que involucraba al maestro y entrenador Lance Pacernick al entonces director de atletismo Sam Taylor «varias veces» e incluso le había comunicado su preocupación a la esposa de Taylor, pero nunca se hizo nada. Según el informe de un oficial de audiencia recientemente publicado.

Como se recuerda Pacernick fue despedido en mayo de 2017 después de que una investigación descubriera que había estado acosando sexualmente a mujeres deportistas, según los registros del distrito.

Según el Tribune, la estudiante, que se graduó en 2016, informó que le contó a Taylor sobre un incidente que ocurrió durante su tercer año, de acuerdo con el informe del oficial de audiencias, que se presentó al distrito en octubre y se incluyó en una decisión de la junta en diciembre que afirma su voto de 2017 para despedir Pacernick.

Taylor, quien asumió un puesto de docente en una escuela secundaria después de una reorganización del personal de la Escuela Secundaria de Waukegan, «no tiene constancia de quejas de los estudiantes ni ningún recuerdo de estudiantes que presenten quejas», dijo el portavoz y jefe de personal del distrito Nick Alajakis, al Tribune.

editor

Acerca de Nosotros

La Nueva Semana es un semanario que nace para brindar información relevante para los inmigrantes en Estados Unidos.

Recent Posts

Follow Us